sábado, 24 de octubre de 2009

Ejercicios bélicos continuados



¿Quieres guerra? ¡Vamos, no calles ahora! Justo cuando empezaba a sentirme cómodo. Entre tantos algodones y plumas de oca de la Provenza. Ese olor a lavanda mezclado con la humedad del verde.

Definitivamente quieres guerra. Y no me lo reproches nunca más. Sabes que pagarán justos por pecadores. Que se vive una vez para disfrutar de la inocencia, y me haces esto. Un día y otro día.

Jodido como la suerte me contengo, y a punto de estallar deshabilito lo permisivo y comparto lo incontenible. La vida, que tanto se repite y que más nos determina.

Y la guerra prosigue. Es un telón de fondo donde falta el decorado. La gracia de la muerte y el llanto de los pájaros.

¡Déjame hoy Luzbel! Aunque no tenga planes los deseo.


32 comentarios:

Antonio Rivero dijo...

La guerra es el arte de saber matar y morir indignamente.

Un abrazo

Vicky dijo...

Vaya , aún te comentare esta noche , por que salgo mañana de madrugada de viaje.

En fin que mala suerte que tengo , ahora que me voy empiezas una guerra bélica .
Pues te deseo mucha suerte en la hazaña y a la vuelta ya vere como te habra ido.
Ya te imagino de forma figurativa con armadura ,casco , lanza y al galope...

Un beso y buenas noches.

Preste Juan dijo...

La guerra. De ella se ha dicho que es la salida cobarde a los problemas de la paz, que se desata cuando lo importante está solucionado pero algo ínfimo termina por joderlo todo...
A mí me da igual. Simplemente me cansa. Me cansan por igual las íntimas como las ajenas. Tal vez porque ya no haya guerras ajenas. ¡Estoy harto de "tiempos interesantes"! Anhelo un "época aburrida" ,tanto interna como externa, que no busque gloriosas conquistas, sino satisfacciones sencillas.

Joaquín dijo...

La guerra es el progenitor de todas las cosas (Heráclito).

siempreconhistorias dijo...

¡Así es la vida Menéndez! En el párrafo de "Jodido como la suerte..." caí derrotada. ¡Me rindo!.
Un abrazo.
IZaskun

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Pues yo hoy me pongo lírico frente a la batalla y te envío unos versos de JMM:
Saquearemos juntos si lo quieres
aunque mucho la sangre me repugne.
Tus rivales ya son rivales míos:
mañana el mar inmenso nos espera.

Un abrazo.

Capitán dijo...

La suerte siempre está jodida, la disfrutan otros cuando llega, y cuando no llega es maldita.

i am... dijo...

Si Dios disfruta con un MM, con qué disfrutará Luzbel?, lo mismo si le invitas a un trago, puedes acabar de copas y fumando la pipa de la paz.(Mira que si por aquello de conservar el calor y el color, va y le gusta el Tropical Sunset?)

marisa dijo...

Pues sí eso es la vida.la guerra, las derrotas, las pueriles victorias, los desdenes cobardes, el odio al adversario...Y al final todo es nada javier, caerá el telón, se apagarán las luces y alguien que nos quiso nos recordará, tal vez, inevitablemente...
Un beso

Anónimo dijo...

Dear Sir,

Luzbel siempre lejos. Fu, fu, fu, como al gato negro o a otros bichos que se arrastran, ni mentarlos.

La comodidad -ese tipo de comodidad- de la lavanda y la humedad del verde, a ser posible cerca. Cómo le entiendo.

Y guerras para nada, sólo algunas batallas que se pierden unas veces o se ganan tabmién otras. O se queda uno en tablas. Y si sigue la partida, creo que hay que darlas siempre por ganadas o hasta por bien perdidas. O también felizmente en tablas, supendida de momento.

Afectuosamente

María Reina de Escocia

mangeles dijo...

A veces hay que bailar con Luzbel, para poder seguir peleando con él...Nada puede ser más inhumano, que tener ganas de "guerra", y que no acepten la pelea juer....

Besos, Javier....

¡¡Dale fuerte Luzbel...que el escritor es de goma y no se rompe¡¡¡

Olga B. dijo...

Con Luzbel, ni guerra.
A palabras necias y repetidas y manoseadas como la maldad... oídos sordos.
No le escuches, no le hables, no le plantes cara, que siempre huye y siempre parece ganar algo. La paciencia que nos hace perder.

veridiana dijo...

La guerra mejor en la " Alcoba"...

Que disfrutes.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Buena definición Antonio, muy digna.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Vicky, te hacía fuera.

Lo dicho, buen viaje, y mejor descanso.

Lo del casco y la armadura, no sé, mujer, como que son muy "duros".

Saludos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias por tus palabras Preste Juan. Interesante reflexión la que haces.

Todos tenemos unos momentos bajos y unos altos.

Ganan los bajos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Joaquín que me has "tocao", y donde más me duele.

Los presocráticos son mi vida, y mi sentido.

Heráclito era sabio, "hera".

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Venga arriba Izaskun, que yo caí rendido y redondeado al escribirlo.

Y he tenido una noche malísima, y un día peor, pero bueno, eso lo cuento mañana.

Un fuerte abrazo.

Mil gracias, y arriba.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Juan Antonio, gracias por los versos.

Es hermanamiento lo que defines, es voluntad de vida.

Es cierto, pero eso lo hablaremos personalmente.

Recibe mi abrazo y mi admiración.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

No capitán, usted disculpe, y usted me perdone.

Es fácil decir que la disfrutan otros, cuando en realidad no la disfruta nadie, nadie.

Capitán, la suerte, chance, no existe. Existe la vida. Y la vida no es suerte.

Reciba mi abrazo, que hoy hablo más de la cuente. Como dije antes he tenido un mal día, pero eso lo digo luego, mañana, con cambio de hora incluido.

Gracias de corazón (sin chance).

Javier Sánchez Menéndez dijo...

I Am, "Saty", que es el nombre familiar de Luzbel, cuando está entre amigos, ama el M.M.

Tira las colillas, los telegramas viejos, los pronombres...

Por un M.M. hace lo que sea.

Entonces pido yo.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Marisa, inevitablemente.

Es triste, pero es cierto.

Por tanto, sigamos leyendo, escribiendo, intentando vivir, si otros nos dejan.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Majestad, si conociera a "Saty" de tú a tú¡¡¡

El M.M. se lo bebe tan rápido. Es que el pobre pasa tanto calor en los infiernos¡¡¡

Buena gente, mejor que muchos. Al menos le tengo cogido el truco, soy yo el que hablo, él solo bebe.

Un abrazo majestad, y sobre la guerra, es el "pico" nuestro de cada día, que ando a régimen.

Un abrazo afectuoso y con saludo monárquico.

América dijo...

Me quedo con Ese olor a lavanda mezclado con la humedad del verde.Vivo en un país en guerra.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mangeles, a bailar con quien haga falta, pero a bailar, que son dos días.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Olga, si hablo yo mujer¡¡¡

El pobre tiene que estar de mí, hasta el gorro.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Veridiana, de la guerra, o de la alcoba?

Digo lo de disfrutar.

Por cierto, ¿y qué es disfrutar?

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y yo América, y yo.

Aquí la guerra es diaria, es la vida.

Hay sólo una guerra, en diversas manifestaciones.

Siento la suya, la de su país, y ojalá acabé ya.

Un fuerte abrazo, gracias de nuevo.

Liliana G. dijo...

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: “¡No mueras; te amo tanto!”
Pero el cadáver, ¡ay! Siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
“¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!”
Pero el cadáver, ¡ay! Siguió muriendo.

César Vallejo

Me queda como conclusión que sin vida no se pueden proseguir los ejercicios bélicos continuados...

Besos, Javier.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Es así Liliana, la muerte necesita a la vida para existir.

Sin vida no hay muerte.

Un abrazo.

veridiana dijo...

¿ Disfrutar?: Escribirte, por ejemplo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Por ejemplo Veridiana.

Un fuerte abrazo, y mil gracias.