sábado, 10 de octubre de 2009

Ni oficio ni beneficio



Resultó verdadero aquello que parecía un intercambio de sentidos. Si me das un poco de nostalgia te entrego compasión. Me sobra libertad, pero falta dulzura. Toma esencia que cojo amistad.

Tomamos de nuestro alrededor lo que necesitamos, y vamos entregando lo que nos sobra. Sin saber, sin pensar, y sin querer. Vamos depurando el sentido común con la belleza, y esas afirmaciones se reproducen sin conciencia. Ni oficio ni beneficio.

Una vez alguien se cerró en sí mismo. Y al despertar descubrió que no recordaba nada. Mirándose al espejo exclamó: “¡Coño!


24 comentarios:

Joaquín dijo...

Ahí, ahí. Si la película 2001 se hubiese rodado en España, en español, la última palabra que pronunciaría el ordenador HAL 9000 cuando lo desconectaban, sería esa: ¡Coño! o tal vez ¡Leche!

Capitán dijo...

Pues vaya, algo recordó.

Un abrazo

i am... dijo...

Joder con el bello durmiente... Me pregunto... En qué coño estaría pensando cuando despertó?

Un abrazo

Vicky dijo...

A veces no le encuentro el derrotero sentido de tus entradas, pero siempre es un placer leerte.

Espero algún dia coger el hilo...lo siento , es debido a mi precaria y límita capacidad

Pero te dejo un abrazo por si sirve de algo.

Peggy dijo...

La belleza siempre salva del caos .....

eres_mi_cruz dijo...

depurar el sentido común con la belleza...
esto es tan bueno que te la cambiaba por tres parecidas si las tuviere... el taco te daba con goma verde de las buenas... de las que me trae mi tía del hospital...

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Cuando despertó el coño todavía estaba allí.

veridiana dijo...

¡ Qué cómodo!jaja...¡ Con " amnesia" cualquiera !

Un beso

mangeles dijo...

Mirarse al careto y asombrarse, sea para bien, o para mal...es bastante importante...Yo cuando me miro al espejo digo ¡ Joder, tú otra vez¡..
Besos

JESUS FIDELIS dijo...

¿Eso era un "polvo"?

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo Joaquín.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Claro Capitán, eso no se olvida.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Eso dije yo I Am.

Saludos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Otro abrazo para ti Vicky.

Es fácil cogerlo, cada cual que tome lo que lee.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Peggy, ojalá sea cierto.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Me conformo con una Eres, con una y un taco.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¿Cómo se va a ir Juan Antonio?

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Así cualquiera Veridiana.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Claro que sí Mangeles.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¿Y tú que crees, Jesús?

Liliana G. dijo...

¿Por qué pensar que entregamos sólo lo que nos sobra? A veces damos también de lo que tenemos poco... (sin oficio ni beneficio, claro)

No tiene oficio cerrarse en sí mismo, es un acto de cobardía, miedo de salir al mundo y verse reflejado en ese espejo en el que sabemos que nos vamos a reflejar...

Besotes, Javier.

JESUS FIDELIS dijo...

Que podría serlo perfectamente...¿o no?

Javier Sánchez Menéndez dijo...

De eso se trata Liliana.

Pero hay cosas que hay que repetir, al menos, para que no se olviden.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Pues creo que no. Veamos, así, parece, puede ser, pero no, realmente no recordaba nada, ni siquiera eso.

El placer es tan corto¡¡¡

Un abrazo Jesús.