jueves, 15 de octubre de 2009

¡Qué se jodan los feos!



Todo lo que sabemos y todo lo que decimos nos supera. Nos hace deambular, nos distorsiona. A veces alguien descubre que a su vida llega un invitado, pero el descubrimiento se realiza exclusivamente por correo postal.

Dicen los seguidores de este Cuaderno que muchas veces no escriben álogos porque no entienden las entradas. ¿Hay algo que entender? ¿Hay que comprender para dejar un álogo?

En cambio descubro que elementos curiosos y términos de tres al cuarto han provocado una centena de visitas. ¡Qué contradicción!

Una verdad no podrá ser nunca olvidada. Al igual que un murciélago desarrolla su visión nocturna, la escritura es un camafeo en el pecho de una dama. Bello y efímero. Siempre acaba en una caja de joyas inoperantes.

Querer. Decir. Leer. Comprender. Ese es el fundamento de la blogaduría. Ocurre que el tiempo avanza tan rápido, y las tecnologías superan a la propia creación. En 2.018 el e-book ganará al soporte en papel. Eso dicen los expertos. A nosotros nos cuesta. Pero ¿quién iba a decir hace unos años que los seguidores de este Cuaderno no entendían las entradas?

Mientras tanto, ¡qué se sigan jodiendo los feos!


36 comentarios:

mangeles dijo...

¡¡¡Vamos...nada más claro...¡¡¡ Qué se jodan los feos¡¡¡...

Besos...

Joaquín dijo...

Apoyo la moción (aunque me retiraré un poco, no vaya a ser que me fulmine un rayo).

JESUS FIDELIS dijo...

Lo siento por los feos.

Capitán dijo...

Que se jodan Javier, y qué bien suena tu entrada leída.

Dyhego dijo...

JAVIER:
¡Pues yo soy feo y no pienso morirme, hala!
Contesto por alusiones, como dicen Sus Excelencias los Señores DiPUTAdos. Insisto en que tus entradas son círculos blindados. "Círculos" porque suelen ser reflexiones perfectas, acabadas, concretas y sintetizadas. "Blindados" porque ¿qué se puede añadir a una reflexión acabada en sí misma?
Aún tengo poca experiencia en bitácoras, pero se me ocurre que es como cuando llegas a un lugar donde hay varias personas que desconoces en mayor o menor medida y lanzas alguna frase como un anzuelo para ver si alguien pica y se entabla una conversación. A veces el personal responde y a veces no, misterios de la comunicación ésa del Umberto Eco.
A mí me ha pasado al estar en la sala de profesores, decir varias cosas a ver si alguien habla y a veces se disparan los comentarios y otras veces se quedan callados y yo me quedo cortado y me marcho con el rabo entre las piernas.
Tú escribe, que nosotros te leemos (como aquella peli: tú mata, que ya nosotros nos encargamos de quitar la sangre).
¡Que vivan los álogos!
¡Que viva el señor Sánchez
Menéndez!
(¿Esto se llama peloteo?)
No sé si suprimir este álogo.
5,4,3,2,1...0.
No, lo mantengo
Y que salga el sol por Antequera (cuyo Torcal es precioso, pero precioso de verdad, que el lunes pasado lo "andurrialé" e incluso me traje dos pedruscos a mi casa. Espero que nadie de la Junta me ponga una multa).
Ya extendíme demasiado.
Salu2, Javier.

Olga B. dijo...

Bueno, si Boris Vian pedía que se murieran, tú te conformas con que se jodan porque eres mejor persona. Recuerdo un cierto momento de una cierta noche en la que confesé, vía vodka caramel, no comprender siempre tus entradas... Mejor el desconcierto y el sentimiento que la total comprensión, algo que agite un poco el corazón y la cabeza, que nos haga deambular pero que no nos distorsione, sino que al final nos ayude a dibujarnos.
No lo sé, supongo, yo es que soy un mar de dudas;-)
Un beso.

José Miguel Ridao dijo...

Tengo que decirte que me ha encantado el penúltimo párrafo de tu entrada:

"Una verdad no podrá ser nunca olvidada. Al igual que un murciélago desarrolla su visión nocturna, la escritura es un camafeo en el pecho de una dama. Bello y efímero. Siempre acaba en una caja de joyas inoperantes".

No he entendido un carajo, pero me ha encantado (ehhhh, que es una broma, tú que me conoces sabes que no tengo de feo nada, y menos aún me gusta que me jodan).

chop chop chop

i am... dijo...

Debo reconocer, y lo confieso abiertamente y sin tapujos que no siempre entiendo tus entradas, y que cuando lo hago, lo hago a mi manera (aunque no siempre coincida con la idea que llevaba ímplicita el post), y que cuando no comento es por falta de tiempo o de ingenio, para dejar constancia algo a la altura del resto de álogos.
Por lo demás, estoy de acuerdo en lo que dices, me sorprende que el cortar y pegar tenga tanta tirada, puedes no tener grandes palabras, pero al menos que te quede la satisfacción de pensar que son tuyas y no copiadas.
Respecto a lo de que se jodan los feos.... mmmm y los otros que hacemos?... pasamos la mano por la pared?.. que mal repartido anda el mundo xD.

Saludos

Vicky dijo...

Pero buenoo...porque se tienen que joder los feos ? encima de feos paleados ?

Pues no me parece correcto , yo me considero normal , vamos ya puesta en el tema , pues hasta fea si hace falta, y que ?
Pues me gusta como soy , es mas me encanta , y a quien no le guste que no me mire , pero por supuesto lo que tengo muy claro es que no me cambiaria por nadie del mundo.

Esa boquita Javier , faltando el respeto a los demás por dios...jaja

Yo te dije un dia que a veces no comentaria porque no cojo el hilo conductor de tus entradas , vamos ni el hilo ni aunque fuera con taxi ( si es una indirecta , vamos que fina ).

Pues fijate a mi me entra mucha gente en mi blog y no me comenta , y no digo nada , vamos que si comentaran todos los que entran , hasta traductor japones tendria que poner ...con lo cuál quiero decirte que mirones tenemos todos , el que miran pues no lo sé , pero vamos si son felices mirando sin comentar , pues alla ellos...

por cierto tu a mi nunca me comentas , no se porque me molesto yo en hacerlo jaja

ale !! ya me he quedado a gusto coge el álogo por donde quieras

Al menos no soy rencorosa como tú y te dejo un abrazo desde el mediterráneo.

Feliz dia javier !!

veridiana dijo...

Siempre hay alguien que abre esa caja de joyas y disfruta del momento.

¡Uf!¡Qué suerte tengo con poseer belleza...! Gracias Afrodita.

Un abrazo

Alejandro Muñoz dijo...

¿Qué feos?
¡No me entero de nada!
Corro ahora mismo a ponerte un mail y, si sigues escribiendo tan rarito, cualquier día me planto en tu despacho para pedirte explicaciones.

¿Quién iba a decirte hace 10 años que podrías leernos esto sin necesitar papel?

Chop, chop, chop.
Es lo único que he entendido.

Y antes de irme; dejo aquí la palabra armejilla, armejilla, armejilla para que puedas hecerle la competencia a mi amigo.

Y el que no me entienda, ¡qué se joda!

P.P. Telechichi, teleshishi.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y que tú lo veas Mangeles.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Qué no Joaquín!

Que es broma, hombre.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

No sabes lo que lo siento yo, Jesús.

marisa dijo...

"la escritura es un camafeo en el pecho de una dama. Bello y efímero"
Sólo por leer cosas como ésta merece la pena arriesgaarse a no entender.Interpretar, emocionarse, conocer y reconocer.Yo aquí voy bien servida de todo eso.
un beso, guapo...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Eres muy amable Capitán, y por cierto lo de Manrique me llegó al CHOPS...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Diego.

Mil gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Qué no hay dudas Olga, que no¡¡¡

Que hay CHOPS, CHOPS, CHOPS...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Ridao, ¡vivan las armejilleras!!!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo I AM, mil gracias.

(Bueno, eso de pasar la mano por la pared...)

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Vicky, te has "despachao" bien, mujer.

Un abrazo fuerte, y mil gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Veridiana, gracias Afrodita.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Vamos Alejandro!

¡Qué nos llenan los Cuadernos de bordes y de esquinas!

Un abrazo.

¿Y ese mail?

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Marisa, eres muy amable.

Lo de guapo, me lo tomo a coña, el texto, te lo agradezco infinitamente.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Se me han adelantado muchos; yo pensaba enviarte un correo privado para que me lo explicaras, que no hay manera, que me sacas de telechichi y no atino, pero veo que se me han aadelantado los mercuriales, Capitán, Ridatto y Alejandro. Pero como no me puedo clasificar como feo (mi abuela murió, la pobre), no puedo joderme tampoco, así que opto por escribirte un álogo. Y a ver si algún día quedamos para coleccionar camafeos en plenitud, antes que el tiempo transcurra.
Abrazos alogantes.

Mery dijo...

Yo soy una de las que no entienden a veces tus escritos, pero bien sabes que esa es tu intención, así que no te sorprenderá mucho.
Ahora bien, nosotros seguimos en el intento, a ver si un dia te pillamos en un renuncio.
Ufff, ese día me quedaré mas satisfecha que cuando aprobaba un examen de la facultad sin haber estudiado mucho.

Aprovecho este álogo para felicitarte por Siltolá y las ilusiones que has cubierto en los poetas editados. Me hace feliz que haya gente como tu, apostando por las letras de la gente de a pié, que tanto arte derrocha.
Enhorabuena, de corazón.

Un beso

Paloma dijo...

Es verdad que algunas veces cuesta entenderte... imagino que es ese punto irónico en el navegas de forma natural. Pero yo tengo una verdad para no ser olvidada -parafraseándote- disfruto de tus entradas y de los álogos. Adoro el sentido del humor como expresión de la inteligencia. Gracias por ello.

América dijo...

Recibe un cordial saludo.

Yo de entender la mayoría de las veces entiendo tus entradas,a veces me inhibo de dejar un comentario por que la entrada me supera, desde la admiración y el respeto te confieso que siento que lo que voy a escribir no está a la altura de tu texto,es decir,de alguna manera el autor me intimida a veces,difícilmente tu bitácora quedará como una caja de joyas inoperantes.
Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Que a veces no te entienda no quiere decir que no deje álogo, desde luego, pues difícilmente me quede callada, siempre hay algo para alogar, así sea disculparme porque no me sale un mísero álogo, con lo cual mi álogo aunque imprevisto, ya ha quedado en tu blog.

Los elementos curiosos que te llaman la atención surge de la diferencia, espontaneidad y libertad de criterios de tantas personas como te leamos. Además, las contradicciones son dignas de tenerse en cuenta ya que tiran por tierra los álogos convencionales y presentan una imagen que nos sorprende y... sorprenderse es genial.

¿Que se jodan los feos? Bueno, pues que se jodan, uno ya tiene suficiente cosas con las que joderse...

Cariños, Javier.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Juan Antonio, ¡qué arte tienes pisha!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias por tus palabras Mery.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias siempre a ti Paloma.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

América, tienes mucho arte. Lo repito, mil gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y tiene tantas Liliana...

Un fuerte abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Pues jodida y malpagada, como mucho se decía por estas costas, pero curiosa como gata de varias vidas, vuelvo a hacerte la pelota y a escribirte, señor poeta, que tus entradas me parecen requetebuenas.
Qué se le va a hacer!
Un saludito.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo, y mil gracias siempreconhistorias.