sábado, 1 de agosto de 2009

Duquesa de las Olas



En la playa, cada día hay más top-lís. Esas peras a la deriva. De todos los tamaños. De todas las clases y marcas. Conferencias, de San Juan, Williams, limoneras, del Comicio, Concord, de Agua, arrugás…

Hoy he conocido a una señora. Mayor, muy mayor. Bajó a la playa con albornoz celeste. Zapatillas de baño a juego y silla reglamentaria. Sin sombrilla, como las buenas soportadoras de sol de atardecer.

Cada paso que daba llamaba la atención. De pronto todos los que estábamos allí volvimos el rostro a su presencia. ¡Qué elegancia! ¡Qué pleitesía! Cada paso era un arte, y todos, los órdenes griegos.

Se sienta en su silla, y una niña que le acompaña fue a jugar a la orilla. ¡Es un gusto verla! Pregunto y me dicen que se trata de la Duquesa de las Olas, enviudó a los cincuenta, y ahora veranea en mi Urbanización.

De esos labios sólo pueden salir palabras de éxtasis. Gloria bendita, ¡qué dirían en mi pueblo!. Pero habló. Y soltó por esa boquita, con comisura de labios de Chanel, auténticas burradas.

- “Caroline, te he dicho sienes y sienes de veces que no jociques en la arena, hija puta”.

Y así se despachó la Duquesa a su nieta ante nuestra sorpresa. Los conocidos del lugar ya la habían oído en otras ocasiones, y no se molestaron. Yo, en cambio, sí, quedé perplejo. Tanta gracia había muerto. Tanto señorío acababa de agonizar.

Se quitó su albornoz celeste, y top-lís. Joder, ¡qué fuerte! Peras de agua mineral de Solares, la que sólo sabe a agua. Y a la altura del ombligo, para no defraudar. Y del tanga de leopardo, otra sorpresa. Nudo en la delantera. Y me dicen que fue muy moderna en su juventud. Que se puso una anilla en el papo, cuando no existían los piercing. Y ese nudo, lo tiene, porque el papo le llega a la rodilla.

Duquesa de las Olas, me has defraudado. Una barbaridad.



(Selu, lo del papo es tuyo, miarma. Con todo tu arte.)


34 comentarios:

Mery dijo...

Vaya escenita, casi he podido imaginarla fotograma a fotograma. Sólo te ha faltado ilustrar esta entrada con una foto para dejarnos boquiabiertos también a nosotros.
Apoteósico momento.
Un abrazo y buenas noches

Vicky dijo...

Vamos , vamos que menuda entrada la tuya , es que siempre te gusta dar la nota ...pero vamos el sentido de humor andaluz me gusta mucho , me has hecho sonreir jaja

Un abrazo y sigue con ese humor.

P.D:menos mal que voy todos los dias a la piscina y menos a la playa, porque ir a la playa veo que es un peligro.

Capitán dijo...

Seguro que enviudó por voluntad del finado, ante semejante perspectiva decidió que ya había tenido bastante y que el espectáculo lo disfrutaran los vecinos.

Que no te pillen cerca cuando pidan un médico, creo que no se tragarán lo de médico de las palabras.

Un abrazo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Mery. Hay cosas, que no se pueden describir...

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y tanto Vicky.

Una cosa, soy un hombre discreto. No me gusta llamar la atención, pero hay cosas, mujer...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y eso Capitán que me la iban a llevar a casa.

Y solito, que estaba. Y pensaba que era traumatólogo...

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

¿Seguro que era la duquesa de las olas, Javier? ¿No tenía una pelambre blanca en plan MJ antes de pasar por el quirófano?

Lo del papo es lo que yo creo, ¿verdad?

Hoy has cambiado el registro, y me he reído un montón.

Un abrazo.

MiLaGroS dijo...

Ja, ja, ja, ja. Desde luego es que las mujeres además de perderse el pudor se etá perdido el buen gusto. En pos de la modernidad o de la igualdad o que se yo. Yo quizá sea clásica pero pienso que los años,los michelines y los wenos caidos hay que saber llevarlos con dignidad y elegancia. Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Ahí tienen los hombres lo que les place... o cuerpo de Miss o cabeza de Einstein, que ambas cualidades juntas se ven difícil de encontrar... jajajaja.

Un besazo, me has hecho reír en grande Javier.

Máster en Nubes dijo...

Genial, Javier, mira que me he reído.

Y digo yo, y más que la moral por la cosa estética esa, que en llegando a "cierta" edad o en teniendo ya un "cierto" cuerpo ¿no se está mejor con el top ese puesto?

Y luego no puedo entender ese topliss con el cuñado delante, el amigo del cuñado, el vecino, el hijo del vecino... por Dios, una cosa es un topliss con tu señor marido u lo que sea al lado en una playa paradisiaca y desierta, y otro con audiencia familiar y no familiar y el butanero que pasaba por allí. Pero debe de ser que estoy anticuá.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

jajajaja, una vez más las apariencias engañan y fachada nada tiene que ver cuando abres las compuertas.
besotes ybuen fnde

Joaquín dijo...

La realidad imita al arte. Ya decimos que son familias de Morancos.

antonio_ dijo...

.
Javier, lo has contado con "musha grasia" y "musho arte"; admiro tu capacidad de transmitir casi todos los días y de esta manera. Espero tu próxima entrada: !!a ver qué se te ocurre decirnos en ella!!
.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

José Miguel, era mujer, bueno ancianilla.

Lo del "papo" es eso, lo que piensas.

Un abrazo.

Te envié ayer un email, a gmail.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo para ti Milagros.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Liliana.

Los hombres tenemos, realmente, poco.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

No eres antigua Aurora, eres normal.

¡Es que se ven una cosas!

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias M. Ángeles.

Es mejor no abrir las compuertas, nunca.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Joaquín. Esto es una mezcla de duquesa de Alba, de Morancos, de MJ, y sobre todo de la Playa e la Victoria el día de la barbacoa.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias por tus palabras Antonio.

Recibe un fuerte abrazo.

MarianGardi dijo...

jajaja eres ùnico!!!
Desde luego Javier desnudos somos muy distintos.
Besitos de azucar

sedemiuqse dijo...

Joooo Alaaaa, pero, que malisimo que eres.
jajaja
besos y amor.
je

Julio dijo...

Esa se compró el título con la burbuja, Javier.
Vanessa emperatrí, sijalagramputa, arrecójete er vestío, que te se ven las bragas...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Marian, desnudos perdemos, todos.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¿Malo Sede?

Qué va, mujer. Es lo que hay y lo que pasa.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Julio, buenos días.

Una abuela, a su nieta. En la puerta de un Colegio que tú y yo conocemos, y bien.

Dice la abuela: "Niña, te he dicho que no se dice "salagartija", se dice "a-la-gar-ti-ja" ".

Un abrazo.

Olga B. dijo...

Bueno, yo creo que la vida te dice claramente cuándo has de empezar a ser partidaria del bañador negro con pareo y lo que haga falta, pero allá cada cual. Si la ropa nos hace un favor tan sincero, o puede otorgarnos un misterio tan sabio ¿por qué despreciarla?
Ante todo la libertad... también para decir lo que no nos gusta.
Y si es con gracia, pues mejor;-)
Un abrazo, Javier.
Qué mala es la decepción.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Pero mala Olga, pero mala.

Un abrazo.

Er Tato dijo...

En cuanto he llegado al final de la entrada -fantástica, por cierto-, se me ha venido a la cabeza este tema de mi poeta canalla preferido.

Saludos

P.S.: Tu Cuaderno también me gusta.

América dijo...

Sin duda una escena descrita con humor,surrealista pero real leído como lo hemos leído,un punto casi tragicómico de no saber asumir el tiempo,y aquello de que el hábito no hace el monje....

Un abrazo!!!!!....Bien vale en este domingo por la tarde....
Cuando una vez mas otras voces intentan ser calladas.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Er Tato, Sabina, es un genio.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

América, es lo que hay, es la realidad suprema.

Un abrazo.

Sombras Chinescas dijo...

A partir de cierta edad, el erotismo consiste más en ocultar que en mostrar. La experiencia que relatas también confirma el principio oriental de callar para parecer sabio.
Saludos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Juan Carlos, y !a partir de qué edad¡

Creo que en todas las edades.

Un fuerte abrazo.