domingo, 30 de agosto de 2009

Pedro Chicote






Ayer me regalaron un libro. Antiguo, con olor a rancio, y las hojas que han tomado el tono medio marrón, medio gris, por culpa del tiempo.

Cocktails (Madrid, 1928), es un libro de Perico Chicote (1899-1977). Chicote era algo así como el Antonio Burgos de la hostelería, camarero del mítico Ritz, su pasión eran los cócteles. Los fabricaba como nadie. No se extrañen que los suyos los probaran desde la Loren, hasta Fleming, pasando por la Gardner, Sinatra o Cooper. Tomar un mojito a mitad del siglo XX, o un margarita, o el propio cóctel “Chicote” era un lujo, siempre que él lo fabricara.

En el libro aparece una foto del Rey, saludando a Perico, y cuando vi la hoja, me dije “menuda putada monárquica que me han gastado”. Pero sí, para qué negarlo, aunque el monarca en este caso fuera Alfonso XIII.

Busco y rebusco el “Mexican Mule” entre las páginas de la obra, pero nada. Se ve que Chicote nunca se sentó a hablar con dios.


12 comentarios:

i am... dijo...

Quizás fuera porque a la hora de preparar uno de sus cócteles.. Perico fuera el mismo dios.

(mi primer cóctel lo tomé en el Bar Chicote)

Un abrazo Javier

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Tal vez sea por eso, seguro.

Un fuerte abrazo.

América dijo...

Una joya de libro por cuantas manos habrá pasado.
No era el momento del Mexican Mule .

Saludos...abrazo.

sedemiuqse dijo...

Toda una reliquia. Lo de la charla con Dios, creo que no le puso las suficientes ganas.

Saludos, felices mometos
:)

José Miguel Ridao dijo...

Chicote se hizo famoso con sus cócteles. En Rota hay un émulo suyo, llamado Chicho, que los hace como los ángeles, aunque el Rey no visita esos lares.

Un abrazo.

mangeles dijo...

Pues sí, para charlar con Dios, mirándole a los ojos, hace falta un buen cóctel, o dos...pero se conoce que a Chicote con tomar uno con el monarca de la época le sirvió.

Un beso

Máster en Nubes dijo...

Mira que es difícil tener buena mano con los cocktails, yo ese Mexican no lo he probado, pero el Bloody Mary no sé si me gusta más el Bloody o el Mary ;-). Y el mojito también. Y muchos más, pero es hora de comer ya.

Vaya libro, vaya regalazo.

Si ves ahora Chicote te daría pena, está demasiado moderno, la verdad, eso sí, conserva las fotos.

Un abrazo

Capitán dijo...

Te soy sincero, en cuanto oigo lima y sirope, ya me quitan las ganas de tomar algo.

Un abrazo

Dromo dijo...

mmm creo que me falta
algo de cultura general
pues desconosco ciertos personajes

saludos

Er Tato dijo...

Pues también debo confesar que, como Dromo, me falta cultura general. Yo es que soy de mezclar poco. En cuanto hay más de dos ingredientes ya empieza a disgustarme el asunto. Soy más de cervezas, vinos, güisqui o bourbon. Si acaso, de vez en cuando, un Beefeater con tónia y el zumo de medio limón. Es que uno es así de simple...

Un abrazo

Olga B. dijo...

Pues yo acabo de llegar del último viaje del verano, y me encanta la literatura que lees;-)
Cuando nos veamos,te cambio un escocés por un mexican mule, ambos a la salud del agosto maldito que se ha ido, se está yendo, se irá.
No seremos dioses, pero hablar viene bien.
Un beso.

Vicky dijo...

Yo también confieso mi carencia en cultura general en ese aspecto.
Soy de poco alcohol , y más deporte , soy bastante simple en ese aspecto , aunque un Beefeater con tónica bien fresquito no sienta mal...

Un abrazo.