domingo, 9 de agosto de 2009

El suicidio de la inteligencia



Hoy nos vamos a enfrentar a nuestra propia vida. Tomamos las maletas, respiramos hondo y, para adelante. No hay que mirar atrás. El pasado siempre será presente. Y nos espera un futuro cargado de luz, aunque con ciertas imprecisiones.

Decidir qué va a ser de nuestra vida a partir de un momento concreto es como encontrar la órbita de una estrella en nuestro entendimiento. Es como variar el rumbo de un cometa y cambiar su propia esencia, para dejar de ser cometa.

El silencio deja paso a la explicación y al diálogo, de forma momentánea. Después de hacerlo volvemos al silencio. Perder lo que quieres y lo que podrías haber querido es el suicidio de la inteligencia.

Pero vamos a dar el paso, de izquierdas o derechas, lo importante es el paso.


23 comentarios:

Liliana G. dijo...

Es cierto Javier, el pasado siempre será presente puesto que no lo podemos borrar aunque queramos.
La consigna sería poner las fichas en tratar de no perder lo que queremos o podríamos haber querido. Cometer suicidio de la inteligencia es de bárbaros no de idealistas.

Demos el paso, etoy de acuerdo.

Un abrazo grande.

MarianGardi dijo...

Javier hay que dar pasos al frente intentando no perder nada de lo que quieres, eso es lo primero, luego dar pasos concretos no en el vacio, tirarse a la piscina sin agua es romperse la crisma, No, eso no, aunque yo me la he roto varias veces, por eso lo digo jejeje, pero aùn estoy viva y he aprendido lo mìo, lo que me pertenecìa aprender.
Dar pasos seguros ah! La seguridad se aprende rompiendose la crisma, me explico?
Seguro que me entiendes Javier
Besos seguros pontelo, ponselo jajaja

maite mangas dijo...

Tocada y hundida, Javier.
Me das pánico.

América dijo...

Hola querido amigo,que le pierdo el paso !!!!...
La incertidumbre del futuro hay que tratar de calmarla viendo todo el presente en su conjunto,del pasado la experiencia y por que no decirlo hasta los temores,hay que dar el paso ....Aunque soy zurda dadas las circunstancias pasos,de derecha,siempre de derechas.

No hay que permitir perder un ápice de nuestra inteligencia,menos perderla totalmente en circunstancias tan trágicas.

Un abrazo....

(En un rato me pondere al día con el resto de tu cuaderno)

Passion dijo...

ahhh!
el futuro incierto!
lo más importante es no dejar de avanzar querido amigo...
estamos en la misma frecuencia =)

Besos apasionados♥

Joaquín dijo...

Perder lo que quieres y lo que podrías haber querido es el suicidio de la inteligencia.

Luego, no estoy seguro de si lo que debe salvarse es la inteligencia (evitando su suicidio) o bien la vida misma.

Para salvar la vida hay que perder muchas cosas. Mi sensación es que conforme avanzo en años, voy desprendiendo lastre (voy perdiendo cosas), haciendo muchas renuncias. ¿Eso es suicidar la inteligencia? ¿O bien lo que muchos piensan que es pérdida, es más bien ganancia?

mangeles dijo...

¿Y quien pierde lo que quiere y lo que podría haber querido, por propia voluntad?.

¿No será que la VIDA nos mata la inteligencia en un momento dado, y nos roba el corazón, y no hace dar pasos hacia delante?

Creo que me he perdido ejjeje...

Pero vamos...que enfrentarnos a nuestra propia vida, decir basta, e iniciar otra, es fantástico, pero dificilísimo si tienes "lastre" de afectos familiares.

Un beso. Feliz domingo

JESUS FIDELIS dijo...

"Perder lo que quieres y lo que podrías haber querido es el suicidio de la inteligencia."

Ya han citado esta frase en otro comentario. Pero es que no es para menos, como diría Jesulín: "En dos palabras: Im-presionante".

La inteligencia a vece hay que, sino suicidarla, al menos adormecerla, veces la dicha pasa por ahí.
En cualquier caso, el paso, cuando se da inicia un camino, en que las más de las veces, desconocemos a donde nos llevará, y eso...tampoco es inteligente.

Parsimonia dijo...

El suicidio de la inteligencia es también la cobardía por no arriesgar.
Besos.

Capitán dijo...

Hay veces en las que uno se siente incapaz de pensar mirando un horizonte que esté más allá de los próximos cinco minutos.

Y me temo que últimamente ese es mi estado, en fin, tu entrada de h0y me supera.

Un abrazo

MiLaGroS dijo...

Eres genial. Lo importante es dar el paso. Tienes razón y a veces cuesta. Un abrazo

i am... dijo...

Creo que enfrentarnos a nuestra propia vida es una obligación que no podemos eludir, aunque no siempre estemos preparados para ello, por eso necesitamos del silencio para la reflexión hasta que aceptamos que solo hay una cosa que podemos hacer y es dar ese paso, aunque sea a costa de la razón o suicidio momentaneo de la inteligencia.
Un beso

sedemiuqse dijo...

Visualizar decidir por adelantado, como moverse hacia el momento.
Me gustan tus textos.
Besos y amor
j

Carla dijo...

Es verdad! Lo importante es dar el paso.

Sweetsugar dijo...

Siempre vivimos nuestro presente pensando en nuestro futuro, en cómo y de qué manera repercurirá en él las cosas que decidamos ahora. ¿Qué es mejor? Pensar en nuestro futuro, pensar en nuestro presente, pensar en lo que nos conviene o pensar en lo que queremos ser... ¿quién sabe cómo acertar? Sólo buscamos nuestra felicidad (la eterna búsqueda del hombre). De un modo u otro hagamos lo que hagamos no importa realmente, lo que importa es saber rectificar cuando hemos elegido mal. Sólo así seremos lo que hemos decidido, decidiremos lo que queremos y querremos lo que somos.

Un saludo! ;)

Olga B. dijo...

Pararse y callarse tiene algo de suicidio... o de asesinato, ya que somos algo que no nos pertenece del todo. Siempre vi en algunos silencios una pequeña muerte de la voluntad, esa extraña potencia del alma.
Pero para seguir dando pasos hay que elegir, y hace poco alguien me dijo que, quien elige, se suicida.
Así que no sé...
Un beso, de todas formas;-)

Vicky dijo...

No creo que la inteligencia se suicide nunca , es demasiado inteligente para eso, siempre toma decisiones coherentes...

Un abrazo.

Patricia dijo...

La desicion del hoy sera la consecuencia de tu vida en el manyana. En silencio y viviendo plenamente el hoy es que podremos dar ese paso hacia adelante, hermoso texto.
Saludos,
(perdona pero mi teclado no tiene ni acentos ni la n con rayita)

marisa dijo...

Caminar día a día, paso a paso, parece sencillo, pero a veces, resulta tan difícil...Un abrazo y gracias por tu inteligencia.

SHE dijo...

El silencio deja paso a la explicación y al diálogo, de forma momentánea. Después de hacerlo volvemos al silencio.

muy constructivo...pero... tomar una desiciòn que nos mejorarà la vida...no me parece suicidio de la inteligencia,tal vez...

Rosa Cáceres dijo...

El paso consiste en la valentía de enfrentarse a uno mismo, quiero decir enfrentar la propia verdad de uno mismo. Verla es vel el mundo, tu mundo (el único que te es dado conocer, en realidada) a la luz que permite ese examen.
Conocerse a uno mismo es el primer axioma de la sabiduría. Demos ese paso. No es tan fácil como parece. tendemos a disfrazarnos frente e nuestro espejo interior, siempre por cobardía.
Bien, demos el paso. Demos el paso y penetremos en otra dimensión enla que la luz nos mostrará cosas bellas y horribles. Pero siempre, al menos, será una luz que ilumine la inteligencia.
Decía Juan ramón Jiménez ."Intelijencia, dame el nombre de las cosasa". Y escribía intelijencia con J, porque siempre preconizó un cambió de la ortografía, de la etimológica a la fonética. Qué gran hombre.

Tuti dijo...

Este "volver al silencio" para un hallarse de nuevo y tomar riendas...hay necesidad muchas veces de revaluar lo insustancial para redefinirnos.

Muy bien por tu reflexión que nos conduce a alivianar la maleta para decidir si a dónde vamos, es realmente el sitio al que esperamos llegar.

Un fuerte abrazo desde mis espacios.

Anna Francisca

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros álogos.