viernes, 7 de agosto de 2009

La creación evidente



Para poder descubrir el principio de todas las cosas, la esencia misma de una naturaleza deseada y deseante pero nunca conforme, se deben adoptar unas aptitudes en la vida que conllevan sacrificio. Y es tanto el sacrificio que muchos quedan en ese camino. Y publican artículos en medios de comunicación, editan algún libro, le saludan en su pueblo al pasear por las calles. El grado de satisfacción temporal es grande, aunque el autor (artista) sepa que son humos de poco futuro.

Nos conformamos con la evidencia, aunque todos buscamos la esencia. Incluso esa evidencia llena a algunos. Y nuestra obra quedará enmarcada en los recortes de nuestros hijos y nietos. En esa familia hubo una vez un artista, un poeta, un músico. Pero ya el círculo se ha cerrado, el entorno es reducido y limitado. Y la esencia se limita exclusivamente a algo temporal y perfectamente localizado.

La creación exige un gran sacrificio. La creación es ruptura. Abandonas tu vida para poder entregar a los demás tu propia creación, la búsqueda de una forma sin fondos y de un fondo sin formas.

Fondo y forma. Esencia y evidencia. Y la decisión se debe realizar conscientemente. Es sí o es no, pero algo debes hacer. El silencio y la inactividad no son válidas en este momento. La actuación comienza, pero sin espectáculos públicos. Internamente.


30 comentarios:

Mery dijo...

Que la creación exige sacrificio, sin duda, pero ¿por qué a algunos les costará muchísmo mas que a otros? En ello reside la genialidad.
Esencia, actuación...se respira rebelión en el ambiente.

Un beso

Joaquín dijo...

Tus palabras, Javier, tienen resonancias del Eclesiastés (el Predicador, le llamaba, con precisión etimológica, el poeta Espriu).

sedemiuqse dijo...

Es un cuento antiguo el de la vida, y nosotros lo seguimos. empecemos cambiando nosotros, nuestras mentes, y miremos nuestra propia esencia.
besos y amor
je

PD
Siempre podemos crear un cuento nuevo.

Liliana G. dijo...

No sé si todos buscan la esencia, tal vez unos la busquen y otros simplemente la rocen sin darle tanto protagonismo. Hay veces que se desperdicia el vivir en sí mismo buscando respuestas inconducentes, porque en el hipotético caso de que alguien encuentre "la esencia". ¿Qué cambiaría, de qué le serviría?

Además, el artista nace, no se hace. Por lo tanto para él la creación no es sacrificio sino un ejercicio cotidiano, un fluir en el cual la obra se crea a sí misma y hace brotar las lágrimas del que le da forma...

Cariños Javier, comparta o no algunos de tus puntos de vista, tu reflexión me encanta.

SÍSIFA dijo...

La creación exige sacrificios, sí, se nutre del dolor de existir del poeta, del artista, aunque no sé quién es el parásito.
Me parece que las viejas dualidades fondo y forma, esencia y evidencia, están allí para que el creador las deconstruya y las subvierta, sin darse cuenta, mientras agoniza.
“Las ideas me duelen como muelas cariadas.”
Oliverio Girondo
Insomnio

A veces, tu voz, es fría, y no sé por qué, porque crear duele pero también quema.
Un saludo afectuoso.

Dromo dijo...

alimento para el cerebro..
¨profundidad y sentimiento...

Capitán dijo...

Hay veces que ya has roto, la vida es ruptura, y lo difícil es ser capaz de expresarlo. Y el sacrificio, esto es váliddo creo que en cualquier área en la que se destaque, no sólo en creación artística,...



Un abrazo

Juanma dijo...

Me fascina el título de esta entrada. La creación evidente. ¿No son, acaso, términos contradictorios?

Ay, qué buen blog, qué buena casa, siempre para pensar...

Un fuerte abrazo.

Olga B. dijo...

La actuación siempre comienza internamente. No se puede dar lo que no se tiene. Y sacarlo no es fácil, ni cómodo, ni suele producir beneficios.

Coincido con Juanma en lo del título.
Me ha gustado mucho el post.
Un beso.

MiLaGroS dijo...

Me encanta lo que dices.

La actuación comienza pero sin espectáculos públicos. internamente.

Yo creo que busco la esencia de las cosas siempre y muchas veces la encuentro, la rozo con mis manos pero no soy consciente. Siempre está en mi ese anhelo insatisfecho de que la esenciasea más de lo que es y ese perfeccionismo interior me lleva a no apreciarla a veces.
No se si me he explicado. Un abrazo.

lisebe dijo...

Tan solo me paso unos momentos para agradecerte tu apoyo y tu huella en estos malos momentos que estoy pasando, gracias por ser un trocito de cielo azul en un dia nublado.

Gracias por estar !! Espero poder tener mi vida normalizada y poder visitaros como os mereceis !!!

Muchos besos querido amigo

Vicky dijo...

La cultura es continuidad , por supuesto la creación , su contrario, es ruptura y conlleva su sacrificio inherente , pero a la larga vale la pena.

"Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa ", pero no es tan sencillo como aparenta...

El "ser" fue concebido como "esencia" y la esencia como "ser"...el artista nace , no se hace, y su satisfacción temporal es su alimento aunque sepa que son humos de poco futuro.



Un abrazo reflexivo.

marisa dijo...

Algo de loq ue te voy a comentar aquí está en mi respuesta a tu comentario...creamos, recreamos el mundo transmutándolo en literatura, y luego los lectores lo "deconstruyen" llenando las lagunas, transformándolo a su vez con su propia lectura, con la apropiació de lo creado por otros.Escribir( crear) es vivir, aunque Larra pensaba lo contrariuo...pero eso es otra historia.Un gusto leerte, como siempre.Besos

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bueno, Mery, tú has puesto el arte en el álogo.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muy fuerte Joaquín.

Se trata tan solo de una serie de ideas que creo, respeto y procuro transmitir.

Un abrazo, amigo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

UN fuerte abrazo Sede.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y a mí me gusta mucho tu álogo, amiga Liliana.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Otro saludo para ti, Sísifa.

Girondo tenía razón.

UN abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Dromo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Querido Capitán, la ruptura es mucho mayor de la que imaginas.

Es total.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Juanma, esa es la contradicción. Es evidente que la creación no lo es.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Olga.

Juanma tiene razón, y tú en tu álogo.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Claramente Milagros, muy claramente.

Y te envio un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Lisebe, y gracias.

Hay que subir siempre, subir. No merece la pena estar abajo.

Te envio un fuerte abrazo y aquí me tienes.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nada es sencillo Vicky, pero ¿vamos a intentarlo?

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

El gusto es mio por tus palabras Marisa.

Larra era genial. En el fondo.

Un abrazo.

SÍSIFA dijo...

¿Soportarías otro pequeño aporte, querido Javier? Yas ves cómo me moviliza lo que escribís:
En el capítulo "Las marcas del deseo y el modelo psicoanalítico" de la obra "Historia crítica de la literatura argentina", Noé Jitrik escribe: "La literatura, de todos modos, queriéndolo o no, mostraba los alcances de un sufrimiento, inherente al hecho mismo de "escribir"; se lo podía ver y admitir, incluso, en en su "representar", casi como lugar común, imagen trivializada del escritor que se pone, en el imaginario, frente a una sociedad que lo determina y que, por eso, encarna el máximo pensable de la incomodidad..."
¿Interesante, no?
Y ahora sí, no te molesto más, y me despido con un saludo cálido y unos versos de un gran poeta de mi tierra, Juan L. Ortiz:
"Habéis pensado, mis amigos,
que es una red de sangre la que os salva del vacío,
no olvidéis que la poesía,
si la pura sensitiva
o la ineludible sensitiva,
es asimismo, o acaso sobretodo,
la intemperie si fin..."

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias por tu aportación Sísifa. Muy completa y bien recibida en este caso.

Recibe un fuerte abrazo y muchas gracias.

América dijo...

El talento debe existir desde un principio,el don es un regalo no se ejercita,la creación parte desde la mas absoluta sinceridad de quien crea tomando todo incluida las contradiciones,el sufrimiento y hasta la incomprensión,la creación evidente es aquella que sobrevive en el tiempo.

Lo claro en este comentario es el abrazo que te mando.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y yo lo recibo América.

Un saludo, y mil gracias.