lunes, 3 de agosto de 2009

El hortelano



El hortelano, era un gilipollas. Vendió su parcela (que la hicieron urbana por cierto) a cambio de paz y tranquilidad. Menudo cabrón.

Había intentado hacer un huerto ecológico entre tanto árbol, y le salió rana. Los bichos se comieron su cosecha, él no quería nada de sulfatos ni abonos, y acabó como acaban los tiesos, como una mojama.

De ahí que se comprara un perro, al que ordenó y mandó, el famoso dicho. Y el pobre perro ni comía (tenía que cuidar y acabar con los bichos) ni dejaba comer.

Se quedó sin cosecha, el buen o mal hortelano. Para su pena, y dicha.


24 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Menudo el chuco.

¿Que tal los mosquitos por Puerto Real?

JESUS FIDELIS dijo...

Pobre hortelano.

Julio dijo...

Sin cosecha y dicha, lo que le faltaba al pobre es que se le pudriera la...

Joaquín dijo...

El hortelano y su perro eran tal para cual. De tal palo tal astilla. Hay que ver lo que tienen los refranes.

Juanma dijo...

Que digo yo que no te cae muy bien el hortelano, ¿no?

Un abrazo.

Capitán dijo...

Total que el hortelano acabó comprando las verduras al vecino para poder comer, con todo su sulfato y demás. ¿Y el perro aprendió a vivir sin comer?

2soles dijo...

¿qué te ha hecho el hortelano?

Ranzzionger dijo...

El hortelano tuvo que llamar a Telepizza; pero, claro, como le daba remordimiento, pidió la pizza de la huerta mediterránea, que llevaba sus tomates, pimientos y cebolla (seguimos con la rima). Es lo que puede llegar a tener la lógica de cierta conciencia ecológica.
Un abrazo.

Olga B. dijo...

¿Vendió al perro? Tal vez lo abandonó para irse de vacaciones (como ya no tenía que atender el huerto) y el pobre perro vaga por ahí sin dueño y sin filetes, comiendo lo que le dejan...
Desde luego, vaya hortelano;-)
Un beso.

Liliana G. dijo...

Al hortelano no hay nada que le venga bien ni lo conforme, mientras no se coma al perro....

Besos.

PS: Aquí está la canción de la que te hablaba. Vieja, del año del moño... jajajaja

http://www.goear.com/listen/1dfaa24/El-Camaleón-chico-novarro

MarianGardi dijo...

Javier, de quien piensas que ha copiado la actitud el perro?
Pues de su amo el hortelano que ni vive ni deja vivir.
Un abrazo de horte, no, mejor de hortensias

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Luz de Gas, no hay mosquitos, este verano todo es una genialidad.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Jesús, y pobre perro.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

La dicha, Julito, la dicha.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Has acertado Joaquín, tal astilla.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Juanma, me cae de lujo, de lujo, pero que es gili, también.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

No Capitán, el perro tuvo, y hubo de comer. Él le robó al vecino.

Un abrazo y gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nada 2soles, nada de nada.

Es hortelano respetable y hombre.

Un abrazo y gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y tan ecológica Ranzzionger. Pero bueno, me quedo con la llamada, y con la cebolla.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Vaya hortelano Olga!

Lo dejó en un hotel para perros de 5 estrellas luminosas.

Y el perro se fugó.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias por la canción Liliana.

No lo vendió, se lo comió en refrescante barbacoa con los vecinos.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Marian, me quedo con esas hortensias que huelen uhhhh, muy bien.

Un fuerte abrazo.

América dijo...

Yo amo mi perro.....Un abrazo!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y sigue amándole, no le dejes nunca.

Un abrazo.