lunes, 31 de agosto de 2009

¿Vuelta a la normalidad?



Ahora todos clamarán aquello de la vuelta a la normalidad. Y yo me pregunto, ¿será a la anormalidad?

La verdad es que estábamos aquí tranquilos, todos hemos hecho cosas nuevas, todos venimos cargados de propósitos imbéciles. Pero en el fondo hemos estado, y hemos sido. Hemos seguido siendo uno, el mismo de siempre. Escribiendo y viviendo, que para eso nos dicen que somos, que estamos.

Y ahora, todos esperan que su vuelta sea redonda, tal como fue la marcha. Pero es imposible. Tantos días, tantas lunas, tanto calor. Todo hace que piense qué mereció la pena realmente.

Y la vuelta es eso, la nueva huida, la misma excursión hacia la nada.

Sean bienvenidos, mal hallados, y siempre recomenzados. Hasta siempre. Hasta nunca.


20 comentarios:

Joaquín dijo...

¡No corras, ve despacio,
que adonde tienes que ir es a ti solo!

¡Ve despacio, no corras,
que el niño de tu yo, reciennacido
eterno,
no te puede seguir!

(JRJ, Eternidades).

Y también San Agustín: Noli foras ire, in te ipsum redi.

Para combatir las melancolías varias del regreso. Aunque el que se va ahora soy yo...

Capitán dijo...

Pues nada Javier, sigamos la excursión, yo de momento sigo con mi huída, volvemos a lo de siempre, que quizá sea a lo de nunca.

Un abrazo

mangeles dijo...

Me queda un día más, un sólo día más de no hacer nada. Luego...a ese mundo cruel del trabajo, donde todo es producir, producir, producir....sin llegar nunca a ninguna parte, dejando por el camino el alma por unas cuantas monedas.

Besos....buen retorno a la normalidad.

marisa dijo...

Pues como Joaquín a traído a mi admirado JRJ yo ya qué te voy a decir.Me gustaría seguir vagueando( dentro de un orden, eh?que soy madre y ya se sabe) y aplazar la vuelta al ruedo pero intentaré hacer que el camino merezca la pena andarse ( aunque algunos tramos sean un asco, la verdad)
Besos y feliz retorno.

Vicky dijo...

Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía.

¿es eso vuelta o huida ?

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Huimos hacia la anormalidad, Javier, es lo que hay...

sedemiuqse dijo...

Yo prefiero volver a la naturalidad. La normalidad es algo artificial, antinatural.bueno....
Besos y amor
je

PD
A mi opinión por supuesto.

i am... dijo...

Yo no entiendo de pensamientos profundos, ni sé leer entre renglones torcidos. Yo no veo la normalidad en lo que me espera a la vuelta de esa esquina, ni espero que se cierre el círculo vicioso de una vuelta redonda. He hecho el imbécil muchas veces (quizás demasiadas), pero mis proyectos no están afectados de ese mal. Yo no quiero ser malvenida, ni bien hallada, y no quiero recomenzar nada, si no salió bien antes, ahora tampoco lo hará.
Quizás acabe charlando con dios en una playa mientras tomamos un Mexican Mule, o quizás acabe con Nadie, hasta siempre o hasta nunca.

Un abrazo Javier.

Liliana G. dijo...

En realidad nadie sale de la rutina, pues irse de vacaciones es una rutina más y lo que antes se dejó atrás, a la vuelta se vuelve a encontrar.

Pasa que los seres humanos tenemos una estupenda capacidad para engañarnos a nosotros mismos.

Un cariño Javier y bienvenido a la vieja rutina.

lisebe dijo...

Sabes Javier nunca entendí eso de la normalidad..!
Yo creo que volver a donde te quedaste es lógico es volver a "tu dia a dia", decir normalidad para mí es como llamar a todo lo demás anormal.. y creo y pienso que cada uno de nosotros en nuestras ajetreadas vidas tenemos de todo menos normalidad, o como diría (mi padre en paz descanse) por cierto una frase hecha, ...pués eso hay de todo como en botica.."

Volver de nuevo al dia a dia es descartar tanto lo anormal como la normalidad.. o no ???

Por cierto yo ya vuelvo a dar guerra.. después de un tiempo de desastre familiar (digamosle así, por no decir otra cosa)

Besos Javier y todo mi cariño amigo

JESUS FIDELIS dijo...

Vaya entrada, rezuma optimismo.
Algunos nunca nos fuimos del todo, ni volvemos nunca del todo.
Algún día, no tendremos necesidad ni de marchar, ni de volver, estaremos donde siempre quisimos estar.

Julio dijo...

La vuelta nos es más que una nueva ida, Javier. Nos debemos una cerveza.
Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Yo venía cargadito de unos cuantos propósitos imbéciles y ha sido leer esta entrada y caérseme todos al suelo. Gracias (y lo digo sin recochineo).

MiLaGroS dijo...

Bienvenido a lo que sea. Todo depende del cristal con que se mira.
Solo una A .
Veo que vienes con fuerza con la espada afilada. Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Quiero dar las gracias a todos por vuestros álogos.

Y desearos una buena vuelta.

Ya aquí, la vida es otra cosa.

Un fuerte abrazo y mil gracias.

L.N.J. dijo...

¿Será porque repetimos siempre las mismas cosas y no aprendemos de ellas?. Quizás debamos ver la normalidad como algo más sencillo y así disfrutarla en cualquier situación.

Saludos.

Conchi Guirao dijo...

La culpa la tenemos todos

Javier Sánchez Menéndez dijo...

- Tal vez deba ser así, L.N.J.

- ¿Todos, Conchi? O tal vez la propia culpa, sea la culpable.

Mil gracias a ambos.

Mery dijo...

El caso es que nos pasamos la vida cubriendo etapas, yendo, volviendo, un pasito pa alante y otra pa atrás. Le ponemos el nombre de vacaciones, un puente, un viaje, la Navidad...

Qué raros somos los humanos.

Un abrazo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y tan raros, Mery.

Saludos.