sábado, 12 de diciembre de 2009

Hoy será otro día



Hace frío en la tierra de los nobles. He de abrigarme mucho para evitar que se resienta la cadera. Paseo de un lado a otro El mismo libro de Trapiello, y me agrada. Esa forma de escribir correcta y pura. Es también fluido, como lo son sus diarios. Pasará a la historia por sus diarios.

Un lectora del Cuaderno me dice por email que está leyendo una a otra todas las entradas, desde el principio. Y que le gusta que todas vayan unidas, que todas tengan un nexo en común, como la propia vida.

En una mano a Trapiello y en la otra a José Mateos, Reunión. ¡Qué título más enorme! ¿A quién se le ocurrió Pepe? Es limpio, determinante y afectivo. Si el título es grande, la poesía también lo es.

Todas las entradas tienen algo en común, además de ser vida, y actuación. Son parte de una esencia. Hace tiempo que no charlo con dios. Con este frío apetece poco ponerse a arreglar el mundo y la poesía. ¡A ver si lo llamo uno de estos días!

Ahora es tarde. Tengo una cita. Suelto los libros en la mesa, pero dejo los versos en la cabeza. Hoy será otro día.


22 comentarios:

Er Tato dijo...

Cuando hables con Dios, o con dios, dile que a los sordos nos grite un poco más alto.

Saludos

El alegre "opinador" dijo...

Don Javier. Llego el primero a su entrada porque hoy ya es otro día. Tomo nota de los libros que usted lleva en la mano. Espero que lectura grande y provechosa. Y, por favor, cuídese la cadera...
Un saludo.

Fernando dijo...

espero qeu ese dios tuyo tenga suficientes argumentos para explicar todas las cosas que vemos... el mío se dió a la fuga con una rubia teñida de amplio escote y mirada lasciva...abrazos

mangeles dijo...

También hace frío por los Madriles. Me ha gustado mucho eso de "la tierra de los nobles".

Besos, Javier.

Juanma dijo...

Perfecta esa forma de describir la literatura que hace Trapiello: correcta y pura. Y agradable, añadiría.

¿Un gran título, Javier, nos da siempre una gran poesía? Me encantó eso.

Un fuerte y cálido abrazo.

Liliana G. dijo...

Cada día es "otro", y aunque creamos que se parece al de ayer, una mínima variación aunque sea, del pensamiento, ya lo hace único e irrepetible.
Un par de libros en mano o en pensamiento, acompañan y estimulan, nos hacen diferentes, nos insuflan la chispa de los autores y nos empujan suavemente hacia nuestra propia creación. La bohemia se apropia del día justamente para hacerlo "otro", en ese momento estás hablando con Dios aunque no te tomes un AM mientras departen.

Besos, Javier.

Las hojas del roble dijo...

No sueltes nunca tus versos, Javier

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Avísame cuando llames a dios y nos tomamos tres MM. Cada uno, claro.
Y sí, grande José Mateos.
Un abrazo.

veridiana dijo...

Dios no quiere que tú tengas
sol si conmigo no marchas;
Dios no quiere que tú bebas
si yo no tiemblo en tú agua;
no consiente que tú duermas
sino en mi trenza ahuecada...


Gabriela Mistral

LuVal dijo...

¿Permiso...? Mi gozo en un pozo. Quería hacer un elogio de la cubierta del libro de Trapiello, y al coger el ejemplar descubro tristemente que está despegada. Cubierta de fantasía... Trapiello, autor del interesante La imprenta moderna, quizá no fuera hoy benévolo con ella. Disculpad estas nimiedades.
Saludos.

Dyhego dijo...

JAVIER:
¡Que lo disfrutes!
Salu2

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Así lo haré Er Tato, así lo haré.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Opinador gracias por lo de la cadera.

¡Está tan mal!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

El tuyo fue listo Fernando.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mangeles, la tierra de los nobles, es Madrid.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Juanma, otro abrazo para ti.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Liliana, un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nunca Hojas, es lo único que tengo.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¿Tres Juan Antonio?

Yo con uno caigo.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Veridiana, gracias.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

LuVal, guárdalo, al mío le pasa lo mismo, es un error de encuadernación.

Será un detalle futuro.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Diego, lo haré.