jueves, 10 de diciembre de 2009

Segunda Inclinación (Bis)



Amar siempre se escribe con hache intercalada.
Debe ponerla en medio, entre la i y la o.
No es bueno complicarse.
Total si son tres días y hemos gastado cinco,
para qué desatar lo imprevisible.


Recuerde, amar, al igual que estipendio,
debe escribirse así, con hache.
Y debe dar igual que usted sea peluquera,
cajera o cocinera. Amarse por minutos
no concibe de fraudes, ni siquiera de oficios vespertinos.


De día nos pela el alma y de noche la tibia.
Segunda inclinación, o misión, o concierto.


Tengo las cartas malas. Esta partida sobra.
No dio nunca lo mismo ser letra o alfabeto.
No me conviene hablar, hablar no me conviene.


Aunque debo decir, si es usted quien me escucha,
que amar se escribe siempre con hache intercalada.

28 comentarios:

Dyhego dijo...

JAVIER:
Las haches vienen muy bien cuando uno está cansado. La despliega, se sienta uno, mejor espatarragao y con el respaldo p'alante pa sujetarse mejor.
Si es que donde haya una h que se quiten todas las jotas, aspiradas o conspiradas.
¿Y si le arrimamos un mixto?

Shalhu2hs, pisha.

Capitán dijo...

La de faltas de ortografía que provoca esa hache intercalada.

mangeles dijo...

¡Así si que dan ganas de intercalar la hache¡ ¡Donde va a parar¡¡Mucho mejor este bis¡

Besos de Jueves.

Fernando dijo...

creo que amar ya no se escribe, sólo se siente, entre la h y el olvido debe haber muchas noches en blanco.

abrazos

Rafa Parra Soler dijo...

Hola, Javier. Con mucho gusto, me estreno en tu blog. He leído por ahí abajo que tienes a Manuel Vázquez Montalbán por uno de tus poetas de cabecera. Aprovecho, pues, la ocasión para preguntarte, igual que a Juan Antonio, qué opinas sobre los "novísimos".

Por cierto: curioso poema. ¿Es mi imaginación o son el mismo texto escrito en verso y en prosa?

Saludos cordiales

P.D.: soy el alumno de Juan Antonio, el que estaba sentado a tu derecha la noche del jueves en el restaurante, tras la presentación de "Señales de vida" en la Casa del Libro.

Paloma dijo...

Se ha de escribir sin hache
si es Jardiel Poncela
quien el amor desvela.

Mas si es Sánchez Menéndez
se ha de intercalar la hache
en segunda inclinación y abiertamente.

Besos de buenos días, poeta.

Olga B. dijo...

Me gusta más el bis.
Es más su sitio.

i am... dijo...

Me recordaste a Jardial Poncela.

Saludos

marisa dijo...

Siempre, Javier, siempre. Aunque a veces la vida se empeñe en corregir la errata una y otra vez.
Besos

veridiana dijo...

Un amigo mío decía que Amar tiene que escribirse siempre con mayúscula.
La hache en medio ¿no hace un trío.?

Saludos

Las hojas del roble dijo...

Con hache o sin ella, gran poema.

Ladrillo dijo...

Lo malo es tener malas cartas para la partida... De todas formas, quizás merezca la pena jugar.
Me llama la atención que entre las profesiones no hayan aparecido los funcionarios.

Anónimo dijo...

Dear Sir,

Está muy bien, Sir.

Este poema, me ha encantado. (huy, todo se pega menos la belleza, perdón por reírme un poco)

En serio, es muy bonito y suena muy bien.

Y yo, no sé por qué, siento que tengo que desearle suerte, fíjese que estupidez, me da por ahí.

Pues eso: suerte, Javier, suerte.

Y un abrazo, eso por supuesto y siempre.

Mary Queen.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Diego.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Faltas de todo tipo Capitán.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Mangeles.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Claro que se escribe Fernando!

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Rafa, un placer.

¿Y el italiano? ¿Se curó?

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Paloma.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Es su sitio Olga.

Pero tenía que verlo de otro modo también.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias I Am, mucho dices.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Marisa, pero intercalada.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nuestra vida es un trio Veridiana.

Gracias, y... (bueno).

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias "Hojas".

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Javier, ¡no tienen que estar en un poema, nunca!

Gracias, y un placer.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Majestad, la suerte se agradece siempre, y más de la forma que lo hace, y sé cómo lo hace.

Le digo gracias, siempre gracias.

Y siga riendo. Por favor.

Un fuerte abrazo noble.

Liliana G. dijo...

Ahora entiendo por qué este texto va dirigido sólo a mujeres...

"Y debe dar igual que usted sea peluquera, cajera o cocinera."

Y creo que es justamente para dejarnos mudas, como las haches intercaladas. El bis lo corrobora.

Menos mal que yo no me callo ni con hache ni sin ella :)

Besotes, Javier.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo, y gracias Liliana.