miércoles, 30 de diciembre de 2009

Los Límites de la Paciencia



¿Es bueno criticar para sentirse bien? ¿No es cierto que la sensación de placer dura tan solo un segundo? Después todo es remordimiento, aunque no lo declares. No puedes aceptarlo. La soberbia supera el sentimiento y nos engaña.

Damos media vuelta, y aquí no ha pasado nada. La grandeza radica en saber caer. Y en intentar levantarse. Descubrir que hemos metido la pata en unas declaraciones, en los hechos, y sin prisas debemos ir para arriba de nuevo.

No creo que los errores se paguen, se sienten, se maldicen. Y viven con nosotros en nuestro propio yo hasta el último suspiro de la palabra.

¡Qué fácil es decir que algo no está bien porque no estoy! O tal vez, porque no es mío. ¡Qué gratuito es criticar con o sin sentido!

En estos días han pasado muchas cosas, unas buenas y unas malas. Y al final, siempre al final, descubres (vuelves a hacerlo) que estás solo, completamente solo. Lo que en un principio era presagio de tristeza y sentimiento, ahora es fuerza.

Dios ha sabido darme libertades. Y en la poesía descubro el todo, aunque la poesía esté manchada de suciedad y poca nobleza. Pero recibo las libertades y aprendo del silencio.

Escuchar y callar. Nuevamente, y siempre. Y sobre todo descubrir los límites de la paciencia. Todo tiene un ritmo. No podemos ponerlo nosotros, la libertad nos viene impuesta por la única palabra: el silencio.

El cielo es el aforismo de la injusticia
.


48 comentarios:

Capitán dijo...

Los errores se pagan, siempre, aunque sea porque, como dices, "viven con nosotros en nuestro propio yo hasta el último suspiro de la palabra".

Seguro

Fernando dijo...

el disparo más certero es el que se piensa...y se calla. abrazos

Rosna dijo...

Esta entrada es maravillosa , otro broche de oro .... un diamante ...(y no refiero a las piedras preciosas ni al metal .....) para cerrar el año .
Como bien dice , la grandeza esta en caer bien bajo hasta el mismo infierno si es posible para subir , levantarse ,unir cielo-tierra sería el extásis .
Buen comienzo de año Javier san !!!
Gambatte kudasai !!!
Rosna

claudia dijo...

se ha dado cuenta usted, que muchas veces, nos aparecen cosas q necesitabamos escuchar o leer, en el momento justo?
bueno, esto que acabo de leer, es lo q necesitaba, justo ahora

cada palabra me resono dentro de mi mente, y dentro de mi alma
porque digamos, q puede q esten muy cerca a veces

en estos ultimos dias, descubri, como bien leo aqui, q el silencio, muchas veces, es nuestro mejor compañero, escuchar....y callar

sublime su escrito, simple, pero lo bueno si breve....

gracias
feliz año
claudia

Las hojas del roble dijo...

Conciencia, error y crítica...un trio que no funciona nada bien desde el punto de vista sentimental.
Un abrazo, Javier, hermosas palabras.

Circe La Hechicera dijo...

La soledad más grande es cuando somos incomprendidos, la otra, es la falta de apoyo.
Hay critícas de critícas, pero obviamente hay quienes hacen de eso un arma letal.
La poesía es un divino exorcismo.

Vendrán tiempos mejores, un beso!

Juanma dijo...

Yo he sido algo bocazas, te he pedido disculpas en privado y lo hago ahora en público. Ay, Javier, si uno no es capaz de aprender de sus errores, ¿para qué coño sirven?

Un cálido abrazo.

maile dijo...

Cometer errores es una dispensa Divina... que nos fabricaron con prisas, el último día y ya cansados... y ya conoce el refrán "errar es humano".
Y el primer paso para que esa "eterna compañía" no sea tan molesta es aceptar el error.
Muchas veces el error no es lo que se ha dicho sino cómo se dijo.

No se me entristezca señor Javier.

Olga B. dijo...

A ver, yo no sé en concreto a qué debe aplicarse tu texto pero, en general, creo que no es bueno criticar, ni dejar de hacerlo, para "sentirse bien". Aplicar el sentido crítico o su ausencia con una medida distinta para cada persona en función de lo que nos conviene es quizá una de las maneras más eficaces de ser injustos. Equivocarse es otra cosa mucho más inocente.
No es una cuestión poética sino profundamente moral.
Y sí, siempre hay una parte de soledad insalvable, pero hay cosas que también podemos compartir con las personas adecuadas.
Bueno, yo te mando un abrazo, gaditano; hala, que aún queda fiesta. Descanse usted.

América dijo...

Criticamos y somos criticados el impacto de la misma depende de quien venga,levantarse hace honor a la caída,solemos pagar los errores con intereses y es aquí donde se impone la nobleza.
La paciencia como de costumbre se ejercita y el silencio es un arte.

Estimado Javier desde Caracas la Sultana del Ávila a la espera del nuevo año recibe un fuerte abrazo.

Vicky dijo...

Yo pienso que si las críticas son constructivas , su rendimiento es positivo , somos humanos y como tal estamos predispuestos a equivocarnos.

A mi me gusta que me corrijan , porque me gusta aprender de mis errores y perfeccionarme .
Ahora bien, si esa crítica es malintencionada entonces rozaria el sutil límite de mi paciencia.

Pero no obstante , admitir tus errores o equivocaciones es de una alta nobleza que no todos saben asumirlo y solo por ese hecho ya merece respeto y admiración.

La vida es un paso...un paso discontinuo,frágil a las inclemencias que le envuelven ,como junco mecido por el viento...pero hay que tener la perseverancia de caminar con la cabeza alta , con fuerza , con convencimiento de sus propios pensamientos...asumiendo la posibilidad de que existan tropiezos ...pero con la valentia de levantarse y seguir adelante.

El silencio a veces puede hablar entre gritos, con su mirada fija en el firmamento.

Gracias Javier por ofrecernos tan magníficas reflexiones, al menos para mi son fuente de sabiduria...admito que me queda mucho por aprender...

Un fuerte Abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Diferenciemos, Javier, entre criticar con criterio y maldecir sin sentido. Cuando faltan los argumentos, la crítica no es tal: es simple mala leche. O pura ignorancia, que, como sabemos, es muy atrevida.
Por lo demás, yo sé que tú vas a sopesar lo positivo y lo negativo, y para ti la buena poesía siempre va a valer más que todos los tejemanejes que la rodean.
Enhorabuena por todo, Javier. Por todo.

veridiana dijo...

" Caminante no hay camino,se hace camino al andar,se hace camino, y al volver la vista atrás..."

Un abrazo

marisa dijo...

Si para algo te sirven mis palabras sólo puedo decir que tu apuesta por la poesía es admirable, que cada uno vive con sus desengaños y sus esperanzas y llora a solas. Luego es de honestos reconocer que la poesía no está exenta de las miserias de los que la escriben(tanto de los de primera como de los de tercera regional).
Vaya aquí mi sincera felicitación a todos los que han conseguido llegar a Siltolá(porque su calidad está fuera de toda sospecha) y mi cariño incondicional a Juanma cuya buenahomía no me cabe duda y seguro que dada vuestra amistad y vuestra calidad humana todo habrá quedado claro.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Después responderé a todos y cada uno de los comentaristas y a sus álogos.

Pero quiero y debo dejar claro una cosa. La entrada es literaria y verídica.

Nada más.

No tengo nada, ni lo tendré jamás con el amigo Juanma, al que considero un grande entre los grandes, y lo seguiré considerando por los sigloe de los siglos.

Mi cabeza está muy por encima de las pequeñas minucias y detalles insignificantes.

Cada cual que lea cada cosa. ¡Esa es la grandeza de la Literatura!

Voy por otro camino, con mi M.M. en mano y de la otra mano, a todos ustedes queridos amigos.

Os deseo a todos un magnífico año nuevo.

2.010 será el año de la palabra y el silencio. Del amor y el desconcierto.

Un gran abrazo a todos.

(Después, como es habitual responderé a todos).

Conchi Guirao dijo...

La sensibilidad de nuestro pasado infante queda perpetua en nosotros, pero desgraciadamente vivimos en el mundo de los adultos, los cuales nos apuñalan, nos humillan, nos comen...

Un beso Grande.

Conchi.

Octavio dijo...

Que se jodan los feos, Javier. Y los envidiosos, más. Y a mi hermano Juanma, un abrazo, que es todo bondad. Y otro para ti.

mangeles dijo...

Doy por hecho que te refieres a la crítica literaria...y bueno...como tal actividad es un "trabajo ", como tal, creo que debe hacerse de una forma profesional y seria, guste o no guste a quien se le haga esa crítica.

En otros campos no profesionales, la crítica puede ser incesaria, supongo...

En cualquier caso, equivocarnos es bueno (aunque yo no me equivoco nunca ¡conste en acta)...y nos hace mejores.

Besossss

Paloma dijo...

Se debería sólo poder criticar aquello que comprendes y previamente has abrazado porque entonces la crítica sería un acto de empatía y humildad.

Besos Javier.

L.N.J. dijo...

El silencio es una peregrinación entre el cuerpo y el alma, es nuestro dios silencioso entregado en una meditación profunda.
¿Paciencia?, esa que dicen que es la madre de la ciencia....; no sé, no sé. Me lo pensaré, no quiero cometer más errores, los pago muy caro.

Un beso, o mejor 2010 besos.

El alegre "opinador" dijo...

Querido amigo. Genial entrada. Profunda y hermosa. Hace pensar... Y ese es para mí el objetivo máximo del intercambio de ideas entre seres humanos. Un abrazo y feliz entrada en 2010.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nunca se pagan Capitán, nunca.

Se sostienen.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Silencio siempre Fernando.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muchas gracias Rosna, yo también te deseo lo mejor.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Claudia.

Feliz año.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias por este año Julio.

Enorme.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Eso espero Circe.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo Juanma.

¿Errores?

¡Qué coño, amigo, verdades!

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Sonrío Maile, siempre.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Yo te mando otro Olga.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

América, le deseo lo mejor para año nuevo, y espero conocerla.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Vicky, vale usted mucho.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias y un fuerte abrazo Juan Antonio.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Veridiana, cuánto tiempo¡¡¡

Creo que la conozco.

Un fuerte abrazo.

Feliz año.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Marisa, un fuerte abrazo y mejor año.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Conchi.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Octavio es usted un artista.

Su entrada de hoy, enorme, como siempre.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bien dado por hecho Mangeles.

Me refiero a la vida.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Paloma.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Cuántos besos Lourdes!

Gracias.

De corazón.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Opinador felicidades.

Se acaba el año, y sigo sin saber quién es usted.

Pero bueno.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

A todos, os deseo una genial entrada de año.

Un abrazo muy fuerte.

ana dijo...

El año de la palabra y el silencio... del amor y del desencuentro.

Entonces será un año intenso.

Saludos, y feliz año.

A todos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muy intenso Ana.

Un abrazo.

Ruben M. M. dijo...

Me parecio genial. Aplauso, silencio respetuoso y feliz 2010.

Un abrazo.

Mery dijo...

¿El cielo es el aforismo de la injusticia?
¿Con mayúscula o con minúscula ese cielo?

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Felicidades Ruben.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Lo mismo da Mery¡¡¡