miércoles, 22 de julio de 2009

Ápeiron



Hoy he aprendido de mi hija pequeña. Cuatro años, y da lecciones de espiritismo.

Estaba con ella en la playa esta tarde y se acercaron unas niñas. Lo normal. Se fue a jugar con ellas y al tiempo, cuando levanto la cabeza del Kirk-Raven (Filosofía Presocrática) la veo tumbada en la arena. Más tarde continúa en la misma postura. Entonces me acerco.

Le pregunto qué hace y me dice que está contando hasta infinito. Las niñas le han dicho que infinito es un número muy largo y para contar hasta infinito, debe estar así infinito tiempo.

Le he dicho que se levante, que para los filósofos antiguos infinito, era como el aire o el agua. Lo infinito del ápeiron. Y entonces me ha dicho: “¿Y qué es el ápeiron?”


40 comentarios:

Liliana G. dijo...

¿Y cómo te la has ingeniado para explicárselo? Porque los niños son inteligentísimos pero como los padres no lo somos tanto, luego que largamos una parrafada nos vemos en la engorrosa tarea de explicar lo casi inexplicable...

Menos mal que también vienen con un filtro incorporado (los niños, claro) que deja pasar sólo lo que pueden comprender, ojalá nosotros, los mayores, tuviéramos uno. Pero de ser así seguramente tendría que haberse originado en el ápeiron.

Una dulzura tu niña.

Cariños.

José Miguel Ridao dijo...

Los niños son más prácticos. Mi hijo Miguel llegó a infinito, lo pasó, y cuando iba por el infinito nueve dejó la cuenta satisfecho.

Espero, por el bien de tu hija, que no le hayas explicado lo que es el ápeiron...

Un abrazo para ti y otro para tu hija.

Carla dijo...

Los niños son sabios, ingeniosos, dicen las cosas sin temor a equivocarse.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... yo les digo a mis hijos que les quiero hasta el infinito, aunque es una palabra que siempre me ha agobiado. buen día

Julio dijo...

Vaya palabritas que le enseñas a la niña...
Un abrazo, Javier

Juanma dijo...

Como ya tendrá tiempo de aprender qué es el ápeiron (por cierto, llevarte al KirK-Raven a la playa es de nota) yo sugiero la siguiente explicación: el ápeiron es una fruteiran que refresca mucho en el calor infinito del verano.

Un abrazo.

Capitán dijo...

Los niños son capaces de llegar al infinito, y los hombres lo éramos hata que llegaron los griegos con ápeirons y otras lindezas a poner el raciocinio por encima de las ilusiones, déjala que sueñe, y estoy de acuerdo con JM, superará el infinito seguro.

Joaquín dijo...

Peras / Apeiron
Ciudad / Playa
Adulto / Niño
Mente / Cuerpo
Sócrates / Presocráticos

(...)

Juan Pablo López Torrillas dijo...

Buenos días,

Hace unas semanas me topé con su Blog y desde entonces le sigo, me gusta mucho como escribe.

Ápeiron: que escena más bella, con su hija. Es tan hermoso presencia esa inocencia...

Un saludo,
Juan Pablo López

Peggy dijo...

Cuidado el mejor dia te pregunta por lo inconmensurable ...

Ladrón_De_Versos dijo...

Gran anécdota: ¿Es real? Saludos!

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

El blog es el ápeiron.

Tomás Rodríguez Reyes dijo...

Ya notaba la presencia de los presocráticos en tus últimos textos.Salud, siempre.

sedemiuqse dijo...

Y además con toda naturalidad que lo pregunta
besitos y amor
je

Antonio Serrano Cueto dijo...

Esta escena parece una modernización de la anécdota de Tomás de Aquino y el niño que pretendía introducir el mar en un agujero en la arena, aunque en versión presocrática y mucho más hermosa. Lo bueno de esta historia vuestra no es que tu hija quiera contar hasta el infinito, sino que haya aceptado que para ello tiene que estar infinitamente contando. Muy bueno. En cuanto al ápeiron, Anaximandro lo inventó en la playa tomando un espetón de sardinas del Preo y tinto del Peloponeso. Un abrazo.

Parsimonia dijo...

A mí si me pregunta un niño sobre el significado de "infinito" le diría: "Es un ocho tumbado. Cosas que inventan los matemáticos para complicar la existencia".
Los niños son una fuente inagotable de cuestiones filosofales y, a veces, nos es imposible darles una respuesta aceptable.
Besos.

América dijo...

Pero que belleza!,ella hizo lo que tenia que hacer,como bien lo entendió,no dejo de imaginar cual seria la conversación previa entre ellos para llegar hasta ahí.
Una buena pregunta,y mucho mejor que aquella que llega inevitablemente ... ¿Por qué ?¿Por qué ?,o ¿Por qué no?.....Un abrazo!

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Todo sale y todo vuelve al ápeiron.
Seguro que tu pequeña te da muchas lecciones de filosofía...o al menos te hace pensar y reflexionar.
¡Si es que con los hijos hay que estar "al quite"!
Seguiremos tus reflexiones.

Vicky dijo...

Que dulzura de niña , sin duda una maravillosa promesa como su padre.

¿Le has explicado que es el ápeiron?

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Liliana. Se lo he explicado con naturalidad.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Le dije que era como un jamón de Alájar, y me dijo: ¿Y qué es Alájar?

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Tienes razón Carla, toda la razón.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Buena noche para ti, Mª Ángeles.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¿Y qué hago Julito, si es lo que me sale?

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Juanma.

En el anochecer, en la playa, y buscar el principio de todas las cosas, cuando replanteas tu vida. ¿Qué me voy a llevar?

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Ya lo ha superado Capitán.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Joaquín, binomios y abstracciones.

Un abrazote.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Juan Pablo.

Un placer doble.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Aún no lo ha hecho Peggy. Y si lo hace le suelto a un troyano.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Ladrón. Y tan real.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¿Hasta dónde, Juan Antonio?

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Tomás, es lo que hay ahora.

Un fuerte abrazo y salud.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Sede, sí, es natural.

Un beso.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bien Antonio, bien.

Muy bueno.

También pensé que lo mejor era el "infinito tiempo que debía pasar".

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un beso Parsimonia.

Mil gracias por el álogo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

América, siempre es lo mismo, siempre. Pero no cansa.

Las circunstancias hacen que no pueda disfrutar de ella todo lo que quisiera.

Pero cuando estoy la exprimo, mejor, me exprime.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Pilar.
Al quite, o al capotazo.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Claro Vicky, y en griego.

Un fuerte abrazo.

MiLaGroS dijo...

Estas niñas de hoy en día son la bomba. un beso para ella. milagros

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Milagros por tus palabras.

Se lo daré.