martes, 14 de julio de 2009

Vivos y Muertos



La verdadera vida de un filósofo radicaba hace años en la observación y la constancia. Exclusivamente eran sus argumentos sin salida. Menos mal que no abundaron los buenos. Tanto mirar y mirar hicieron que los hombres normales nos gastáramos, y quedamos tan delgados, que al ponernos de perfil dejamos de ser entes o razón, o tal vez empíricos escuálidos.

He roto todos los principios de la lógica, aunque me sienta vivo. Pongo derechos los cuadros, es una manía como otra cualquiera, y apenas puedo ocultar mi mundo por la calle. Silbo, tengo ilusiones, leo a los presocráticos de vez en cuando (el que me apasiona es Anaximandro) y escucho. Me gusta escuchar las voces de los vivos y los muertos.

Los que no están también hablan. Dicen frases con sentido muy flojito, pues han perdido la fuerza. Dar vueltas por el mundo es la única forma de encontrar el otro yo, ese que habita y hasta se parece a nosotros. Vamos creciendo en nuestro viaje. Así nos hallamos.

Nos cegamos de sentir, de querer aprender paso a paso un fin determinado y constante. Y nuestro engaño es la bandeja de entrada, donde todo cabe, hasta esos spam ilimitados. Debemos borrar y eliminar. Que sólo quede el verso, la palabra auténtica. Y en ese momento descubres que estás solo. La pureza.


30 comentarios:

Liliana G. dijo...

Es estupendo poder romper con los principios, sean éstos de la lógica o de la semántica, arrasar los métodos, la retórica y la oratoria, siempre y cuando te proporcione el placer de la transgresión hacia una meta definida...

A mí también me gusta escuchar las voces de los vivos y de los muertos, cada quién con su propia cordura o locura, eso no importa, la cuestión es saber escuchar.

Y si sólo queda la poesía, no hay engaño posible, no estaremos solos.

Besos y cariños.

Capitán dijo...

Bendita rotura con la bandeja de entrada, aunque tras borrar, los que no están siguen hablando, flojito pero a veces con qué fuerza.

Un abrazo

eres_mi_cruz dijo...

say farewell to your fairweathered friends...
and not a second too soon to leave a life among ruins...
well there was nothing left but to cut ourselves loose...

no es spam, sólo una canción...

cut loose
to behave in a way that is free and relaxed, especially when you are enjoying yourself.
(Cambridge ID)
to behave or express yourself in a free or forceful way.
(Cambridge DoAI)

todo el mundo sabe lo que dijo Newton cuando lo de la manzana... pero muy pocos saben que ésta se agarró el pedúnculo y dijo ¡ar carajo! ¡ahí os quedáis, mamones!...

Darilea dijo...

La desnudez de la palabra el sentimiento profundo de lo escrito.
Besitos.

caracola dijo...

¡¡Fantástico!!

sedemiuqse dijo...

me ha gustado el texto.
besitos y amor
je

Carla dijo...

Que maravilloso este relato... me gusto también como lo contaste, como haces que cada frase sea única.

Julio dijo...

Interesantísima entrada, Javier. Yo creo que a veces es hermos y necesario que nos ceguemos de sentir.

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Yo creo que a veces escuchamos lo que queremos y hasta nos inventamos lo que nos parece que deberíamos escuchar.
Ultimamente estoy convencida de que detrás de muchas frases hay que descubrir la verdad después de mucho esfuerzo.
Un abrazo "sincero" desde Aranjuez

José Miguel Ridao dijo...

Buenísimo texto, Javier. "Nuestro engaño es la bandeja de entrada, donde todo cabe", es una genialidad. Como ya dije en un ridaiku, a algunos les cabe el Titanic de costao y el Mani empanao.

Un abrazo.

Ladrón_De_Versos dijo...

SGEUN UN ETSDUIO DE UNA UIVENRSDIAD IGNLSEA, NO IPMOTRA EL ODREN EN EL QUE LAS LTEARS ETSAN ERSCIATS, LA UICNA CSOA IPORMTNATE ES QUE LA PMRIREA Y LA UTLIMA LTERA ESETN ECSRITAS EN LA PSIOCION COCRRTEA. EL RSTEO PEUDEN ETSAR TTAOLMNTEE MAL Y AUN A SI PORDAS LERELO SIN POBRLEAMS. ETSO ES PQUORE NO LEMEOS CADA LTERA POR SI MSIMA, SNIO LA PAALBRA EN UN TDOO. PRESNOAMELNTE; ME PREACE ICRNEILBE QUE TNATOS AOÑS DE COLGEIO SE VYAAN A LA MRIEDA !!!

Vicky dijo...

Me a gustado tu texto , ahoga la reflexión en su pureza...

Un abrazo.

Vicky.

Jesús Aparicio González dijo...

Vuelvo de Roma y me encuentro con esta muy buena entrada, siempre desde tu aliento de filósofo.
Un abrazo
Jesús

Javier Sánchez Menéndez dijo...

No puedo decirte nada Liliana, lo has dicho todo.

Un abrazo a vos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Pues sí Capitán, a veces la fuerza es enorme. Y la escuchamos.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Me ha gustado mucho tu álogo eres-mi-cruz, mucho.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Darilea, un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Caracola, gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Sede.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Carla mil gracias por tus palabras.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Es necesario Julio, tan necesario como la buena soleá a solas.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Pilar, me alegra saber de ti.

Recibe un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Ya lo habías dicho José Miguel, y bien dicho.

Me gusta tu álogo, y te agradezco tus palabras.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Ladrón.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo para ti Vicky.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias por tus palabras Jesús, y deseo que en Roma hayas disfrutado mucho.

Un fuerte abrazo.

Olga B. dijo...

No sé si la pureza está en la soledad, ni si es posible vivir sin alguna dosis de autoengaño, pero se puede intentar que sea la mínima posible. Borrar y eliminar es una manera de hacer sitio, de preparar el cuarto para que entren las voces que nos dicen algo, de los vivos, de los muertos. Que sólo quede el verso, la palabra auténtica.
Al menos en algún momento.

Esto he pensado, pero no sé si he entendido el texto, a veces no sé lo que quieres decir.

Un beso, Javier.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hola Olga, buenas noches y buen verano.

La pureza está claro que está en la soledad. Aunque estemos repletos, la creación es soledad, y esas voces de vivos y muertos nos acompañan en el camino.

Intentamos evadirnos, no escuchar y borrar todo lo que nos rodea para que nuestra creación sea pura y personal.

A veces se consigue y otras no. Seguimos oyendo voces.

Un fuerte abrazo Olga.

América dijo...

Como me gustan tus textos,leerlos con tranquilidad,muchas veces con una taza de café al lado.
Cuando nos damos cuenta que estamos solos,no hay como la soledad por elección propia,esa que nos permite realmente escuchar a vivos y muertos y nos damos claramente cuenta que crecemos,maduramos hasta poder disfrutar y percibir esos matices a veces casi imperceptibles de la vida,rompiendo nuestros propios esquemas.

Un abrazo Javier.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias por tus palabras América.

Te he enviado un email.

Un fuerte abrazo.