miércoles, 29 de julio de 2009

Ilustración Familiar



Paseo por las calles y escucho los ruídos, todos y cada uno. Las voces que no me hablan pero que vivo. Un señor grita, la ventana está abierta. La televisión muy alta y hasta la música de los anuncios anuncian a los transeuntes. Una joven cuenta a sus padres lo que ha hecho hoy. He escuchado hasta los cubiertos arañando los platos de una tardía cena.

Es madrugada y sigo acompañado de esas voces que evitan mi soledad por la acera. Sigo silbando. Las manos en los bolsillos, y a veces un pitillo en los labios. Hace calor todavía.

No dejo de pensar, no dejo de imaginar el interior de cada escena. Es una revolución industrial doméstica, la ilustración familiar. Y sueño, llego a mi destino y me tapo. A pesar del calor tengo frío de esta vida.


24 comentarios:

Capitán dijo...

Suerte la tuya, yo sólo veo coches, y digo veo porque no hay forma de pasear aquí en Missouri, ¿La Ilustración Individual?

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

El patio interior de mi casa es un reflejo de lo que ocurre en las arterias familiares y yo tambien tengo frío aunque haga calor cuando escucho...

Julio dijo...

Que el calor salga de dentro, Javier.
Un abrazo.

MarianGardi dijo...

Javier, hay frìo porque la masiva individualidad es una Realidad, este proceso pasa inadvertido aunque intranquiliza observar que nos da pereza entregarnos, percibimos de antemano que nuestra entrega va a ser en vano, que antes o despues vamos a recibir el palo, y esto nos hace recogernos en nuestra concha.

Por otra parte, es un proceso natural que supongo sucede por desgaste de los sentimientos.

El frìo se siente en los huesos!!

sedemiuqse dijo...

Javier me has dejado muy triste, no tengas frío mi niño.
besos y amor
je

Olga B. dijo...

Detrás de cada muro y cada ruido más o menos familiar están las personas, las historias,lo que se ve y lo que se oculta.
Caminar silbando y pensando, taparnos por la noche (pues hace frío adentro)y seguir imaginando y viviendo es casi lo único que podemos hacer. No hay mucho más.
Te envío una cálida sonrisa.
Y abrígate;-)

eres_mi_cruz dijo...

"No sé cómo es esto, pero yo, el lobo estepario sin hogar, el enemigo solitario del mundo de la pequeña burguesía, yo vivo siempre en verdaderas casas burguesas. Esto debe ser un viejo sentimentalismo por mi parte. No vivo en palacios ni en casas de proletarios, sino siempre exclusivamente en estos nidos de la pequeña burguesía, decentísismos, aburridísimos e impecablemente cuidados, donde huele a un poco de trementina y a un poco de jabón y donde uno se asusta si alguna vez se da un golpazo al cerrar la puerta de la casa o si se entra con los zapatos sucios./.../Así es, y me gusta también el contraste en el que está mi vida, mi vida solitaria, ajetreada y sin afectos, completamente desordenada, con este ambiente familiar y burgués. Me complace respirar en la escalera este olor de quietud, orden, limpieza, decencia y domesticidad..."

quién no se ha sentido alguna vez como Harry Haller...

Mery dijo...

¿Así que has sentido resbalar por la nuca la mano fría de la vida o de lo que puede significar la no vida?
No sé por qué algo me ha recordado a Tolstoi, que tenía los sentidos agudizados como nadie.
Un beso

Darilea dijo...

Lo que describes es la vida.
Y para sentir hay que estar vivo, por eso tu frío. Pobre del que ni si quiera lo siente.
Besitos :-)

Liliana G. dijo...

La noche pone en evidencia a la soledad que estaba embozada y es la que agudiza los sentidos llevándolos hasta el alma, allí es donde sienten frío porque se saben solos...

La crudeza de la metáfora cala hondo. Duele.

Un cariño grande Javier.

marisa dijo...

¿Y cómo no tiritar ante algunas escenas, ante algunas vivencias, ante algunas emociones? Tiritamos porque sentimos, porque sabemos del aliento helado del dolor y de la cálida tibieza de un abrazo.Te mando uno que te abrigue.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Sí Capitán, individual, muy individual.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo M. Ángeles.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

ES muy difícil, Julio, mucho.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y tanto Marian, no veas cómo tengo la rodilla.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mil gracias Sede.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y yo otra Olga. No hay nada más allá.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Uf, Eres, el lobo estepario de Hesse, era alguien muy importante en mi vida. Mucho.

Gracias, de verdad.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Agudizados o clavados en la nuca Mery.

MIl gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Darilea, gracias.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Claro que duele Liliana, hasta el fondo.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Marisa, mientras sintamos, es que estamos vivos.

Un abrazo grande.

América dijo...

Son los sentidos despiertos a cuanto nos rodea,detrás de cualquier fachada hay vidas vida,historias que dificilmente a veces podemos imaginar.
Es desgarradora esa frase.... A pesar del calor tengo frío de esta vida.
Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Otro para ti.

Gracias. Es lo que hay.