viernes, 3 de julio de 2009

Época de cambios



Hay momentos en nuestra vida que tenemos o debemos asumir unos riesgos. Decidir unas actitudes y unos cambios que nos llevarán a la paz deseada y deseante. Momentos que intentas evitar y a los que temes realmente. Pero no hay otra opción. O lo tomas o lo dejas.

Me planteo muchas veces si merece la pena hacer o dejar de hacer algo para concluir en un entorno llamemos saludable. Sabiendo que el término saludable no es más que la tranquilidad temporal.

Ante esa incertidumbre inicial nos queda sólo la palabra. Y ante el posterior desasosiego la lectura, el diálogo, la inmadurez.

Tenemos que ser firmes. Estar convencidos de lo que vamos a hacer. Respirar y soltar aire. Por último contar hasta cien (esto suele relajar a veces, otras en cambio hace que salgamos corriendo).

Hablaba ayer Baltanás de la palabra y la escritura. Tal vez acudo ahora a él porque deseo decir tantas cosas que resultan más fáciles plasmarlas en un papel que enfrentarme con esa realidad nada virtual. Es el miedo escénico. Es el temor a la vida. El enfrentamiento a la razón.

Se debe hacer y se hace. Y los cambios los asumes o no, pero los consientes. Unificas tu propio yo a la realidad y el ser deja de ser uno para convertirse en arrepentimiento, en sinrazón.


42 comentarios:

Preste Juan dijo...

El temor a la vida...Hay sensaciones peores. Como la ausencia de sentimientos. Como que todo te resulte irreal y tan lejano que te sientes fosilizado. Y los terrores,angustias, esperanzas de pocas horas atrás desaparecen. Y eres como un dios que reside en un nirvana estéril. Trabajas, caminas, hablas... Andas sobre el filo de la navaja con la misma despreocupación con la que te follarías a tu mayor objeto de deseo.
Yo ya estuve en ese punto siguiente. Y sinceramente,aunque no añoro los otros sentimientos oscuros,puesto a elegir me quedo con el miedo...¡Y qué continúen los juegos!

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

totalmente estoy con tus reflexiones...

Liliana G. dijo...

Me parece más razonable el miedo en la vida que el miedo a la vida.
Todos tenemos diferentes miedos en nuestras vidas, unos más otros menos, el que dice que no los tiene, miente descaradamente. El que enfrenta esos miedos es valiente, el que se deja ahogar por ellos es débil, el que no les hace caso es desprejuiciado, y podría seguir in eternum...

Ahora, a la vida ¿Por qué temerle? ¿Será quizás porque no la podemos manejar a nuestro antojo? ¿Será porque sabemos que aún enfrentándola muchas veces perdemos? Si la consciencia nos dice que estamos vivos ¿qué ganamos con temerle a la vida?
Volvemos a caer el lo de siempre, asumir la responsabilidad que nos corresponde... o por lo menos, pongámosle onda, la vida se lo merece y nosotros también.

Un abrazo, Javi.

Julio dijo...

Suelta aire, que así recuperas, Javier...

Olga B. dijo...

Lo mejor en momentos de miedo escénico es limpiar el pensamiento, escuchar lo que realmente piensas y quieres y no darle demasiadas vueltas. Actuar como debes... y aceptar lo que venga.

José Miguel Ridao dijo...

Es lo que se dice coger el toro por los cuernos, antes de que te dé una corná. Me gusta tu definición de entorno saludable, me gusta cuando dices "nos queda sólo la palabra", el "enfrentamiento a la razón". Y el último párrafo es buenísimo. Hoy tengo que decirte que te sales, maestro, te sales...

Tomás Rodríguez Reyes dijo...

Certeras y limpias las dos últimas oraciones. Ellas valen toda una reflexión. Salud, siempre.

Sombras Chinescas dijo...

Permítame que me cite a mí mismo (para qué hacer propaganda a otro):
"Hay días en los que uno se levanta convencido de que en esa jornada se va a dirimir su porvenir, dispuesto a enfrentarse al mundo y doblegarlo, o al menos atento para esquivar sus golpes; no obstante, en la mayoría de las ocasiones, el destino se cuela a hurtadillas en nuestras vidas"

Cuando miramos los hechos con la perspectiva que otorga el tiempo, a menudo nos percatamos de cuán fútiles eran muchos de nuestros afanes y de cómo, por el contrario, se nos pasaron desapercibidas cuestiones trascendentes, que se acabaron dirimiendo por inercia o puro azar.

Saludos.

Vicky dijo...

La vida hay que cogerla siempre de frente , sin miedo y con decisión...

La vida solo es una transición mas... ¿ y luego que queda?

...te quedan los recuerdos ,esos pedazos de tu historia grabados en tu mente...por eso hay que ser lo mas feliz posible...y tomar las decisiones justas y necesarias para serlo...

Un fuerte abrazo.
Vicky.

I AM dijo...

Creo que en algún lugar leí algo parecido a que la vida es como una página en blanco, temerosa de la mano que pueda romperla,arrugarla o tirarla... esperando tan solo de color de la palabra que le dé vida.
(si aún conservara la memoria podría asegurar que casi era eso lo que leí, si aún conservara la razón encontraría la lógica a este comentario).
Un abrazo

ade dijo...

- No se realmente que decir, muchas veces me hago tus mismos cuestionamientos. Estamos en un mundo indiferente y despiadado donde la vida carece de valor. Los avidos de poder coparon nuestras emociones y estamos inestables. Nos acostumbramos a no escuchar, a no escucharnos. En medio de tanto aislamiento de sentimientos debemos buscar una pequeña luz para que nos alumbre la sombra y esta pueda proyectarse viva. Un beso grande. Ade

SÍSIFA dijo...

No sé dónde leí que siempre hay que elegir lo menos seguro, la opción que más nos atemoriza. Todavía no he tenido el valor de intentarlo, espero que lo logres. Cariños.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Siempre es necesario hacer cambios...
un beso grande!

América dijo...

Asumo que son etapas que requieren cerrar círculos,pero el miedo o el temor no es mas a veces que el mismo instinto de conservacion,enfrentarlos requiere una buena dosis de riesgo y paciencia pero todo pasa...

Estaba corrigiendo el borrador y creo que se colo el primer menasaje disculpas.

MiLaGroS dijo...

Es muy profundo lo que dices. A veces no queda mas remedio que consentir los cambios. Un abrazo. milagros

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Preste Juan.

Tus palabras dicen mucha experiencia.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Mª Angeles.

Un abrazo y un saludo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Qué duro es el miedo Liliana!

Duro y real.

Odio dos palabras, miedo y pena.

Y aquí me tenés vos. Con miedo y con pena.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Voy soltando Julio, compañero de la derecha.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Olga, ¿y si cuando limpias el pensamiento se llena demiedo todo?

Entonces, aceptar lo que venga es falso, muy falso.

Un fuerte abrazo, y descansa.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

José Miguel, eso es un amigo, y estaban enfrente ayer.

No dirás que te causé unproblema con la copita.

Un fuerte abrazo, y gracias por la invitación.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Tomás.

No es para tanto, pero es real, y se siente y se vive.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Genial cita, Sombras, queda aceptada y asumida.

Un abrazo por el álogo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Vicky, como bien dices, al toro por los cuernos.

Y los recuerdos, recuerdos son.

Pero nadie vive de recuerdos, al menos si está vivo.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias I AM, la cita es bella, pero se nos acaba la tinta para escribir en ese folio.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Ade. Tú sabes, y vives, y sufres y padeces.

Esa es nuestra vida.

La que nos queda.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Sísifa, genial. Muy genial

Lo menos seguro. No lo había pensado, pero tiene razón tu cita.

Así se debe vivir mejor.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Grandes cambios Siab, muy grandes.

Necesarios y positivos.

Lo que permanece se pudre.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

América, todo pasa y todo permanece.

Un abrazo.

Y mis mejores deseos de felicidad.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Milagros muchas veces la profundidad radica en la incertidumbre.

Un fuerte abrazo, amiga.

Juanma de la Torre dijo...

Ce qui sera, sera.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

È capito sempre esclusivamente che cosa interessa uno, ma mai che cosa interessa gli altri. Uno è sempre difettoso, sempre. Non desideriamo non riconoscere mai il nostro. I, me, mio e con me, ha luogo male del nostro secolo.

Un hug e ringraziamenti.

Juanma de la Torre dijo...

Mi dispiace la confusione.

Lo que quise decir es: "lo que tenga que ser, que sea".

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Joder, pues sí que dan juego los traductores de Google¡¡¡

Creo que no se me ha entendido todavía, tal vez porque no me haya expresado con la propiedad adecuada, o porque no lo haya hecho.

Las convicciones personales (una entrada en un blog, es algo personal e intransferible), cambian. Descubres hechos, situaciones, y acontecimientos, que hacen que te replantees tu vida, de una forma estrictamente personal.

Lo que podría haber sido y lo que ha sido, que decía Elliot.

Llega un momento en el cual uno descubre que no puede aguantar más.

Los apoyos superan los hechos, por eso lo del yo, me, mi y conmigo.

La vida Juanma, que es nuestra vida, la "del señor del sonotone". Que se sienta en una silla, desconezca su aparato del oído, y allí le den.

¡Menudo calor!

Un abrazo, y gracias.

Juanma de la Torre dijo...

Me queda desearte un buen fin de semana, esta vez en castellano, y desde la piscina.

No vaya a ser que lo ponga en el traductor de google y te desee un buen film de bananas, desde la vejiga.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Buen fin de semana y gracias.

Mery dijo...

Enfrentarse a la vida, venga como te venga...qué otra opción le queda a uno.
La rebelión suele ser sólo de palabra, pero algo es algo.

Bien dicho, Javier.
Un beso

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un beso a ti Mery.

¿Y qué nos queda, sino esto?

Un abrazo.

Dromo dijo...

aL final todo es un riesgo
tantl el optar por algo nuevo como hacerlo o no hacerlo
todo es aperder o ganar

saludos desde mexico amigo

buena reflexion

mm intente comentar
el video del amigo imaginario pero no me dio opcion

hize click entonces en el sobrecito de correo pero no tento tu direccion

como sea solo queria comentar al respecto que si tubwe amigos imaginarios pero solo eventuales
aun hoy disfruto crear a personas y situaciones en mi imaginacion donde todo esta mejor

encuando a los conbaleientes del mal A igual se les desea una pronto recuperacion

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Dromo.

Mil gracias.

Dromo dijo...

mil disculpas
por la mala y malisima ortografia
es que traia prisa
pero no queria dejar pasar la ocacion sín saludar

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un saludo Dromo y mil gracias.