miércoles, 15 de julio de 2009

A Naide



Estudiaba contigo poemas de Novalis,
algo que no entendías eran las traducciones,
forzar no era lo tuyo, mejor dicho,
te gustaba escuchar las lecturas,
simplemente mirar y se acaba la historia.

Un verso de Machado soportó alguna lágrima,
recuerdo que corrías entre la biblioteca
y en el cuarto de baño soltaste la fonética.

Dejamos el amor para más tarde,
no es plan un beso y mucho llanto,
aunque lo repetías cada mañana,
en la hora del agua y en la noche.

Comencé a tomar celos del poeta,
pero también resucitaba el alma
cada vez que bajito y en tus labios
murmurabas no vuelvas a pensar en mí:
compañera mía, que no quiero a naide

46 comentarios:

Liliana G. dijo...

¡Qué dulzura! ¡Cuántos sueños celando al poeta!
No se me caerá una lágrima pero me has acercado al brillo de tu luna...

Precioso Javier, sencillamente un placer.

Un fuerte abrazo.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

eso de no querer a nadie no me gusta jajaja pero bueno... ya veras q no es asi q un día te darás cuenta cuando alguien llegue a la puerta de tu alma...
un beso

Capitán dijo...

A naide ni a nenguno, pero ¿quién es naide?

Carla dijo...

Que belleza Javier... me imagine toda la escena, la verdad como dice Liliana: una dulzura

Julio dijo...

El amor no podemos dejarlo para más tarde, Javier, se retrasa solo.

Poetiza dijo...

Bello, tienro, dulce. Saludos y beso, cuidate.

Ladrón_De_Versos dijo...

Bien, muy bien, aunque podemos mejorar... siempre mejorando, siempre perfeccionando la técnica. Saludos y hasta la próxima!

Parsimonia dijo...

Una relación muy intelectual, pero parece que dio para más.
Lo de en el cuarto de baño soltaste la fonética me suena lujurioso :P, pero a cada cual le suscita un pensamiento.
Besos.

José Miguel Ridao dijo...

Hoy has cambiado el registro, Javier. Coincido con anteriores comentarios en que es un poema muy dulce.

Me descoloca lo de naide, tú sabrás.

Te mando el abrazo más grande que haiga.

Olga B. dijo...

Qué mirada tan nostálgica y delicada hacia el pasado y esa chica que lloraba a veces sobre los versos.
Yo creo que es un recuerdo lleno de amor, aunque no quieras a "naide":-)
Dios cuenta las lágrimas de las mujeres, lo dice en algún sitio. De los hombres no dice nada, se siente.
TAmbién te mando, como el Ridao, un abrazo de los más grandes que haiga.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

¿Te imaginas lo que habría hecho Octavio con una mujer que llora ente los versos de Machado? Qué filón...

Un abrazo.

princesa_ dijo...

Aunque soy "naide" en tu vida, un naide de naide, sí me has hechi sentir con tu relato, y eso es de lo que se trata.
Al poder transportarme a tu mundo y hacerme soñar has conseguido apenas una quimera en mi vida.
Gracias a tí..y a "nadie"...
Un beso de princesa_

sedemiuqse dijo...

Dejamos el amor para mas tarde....
que manejo!!!1
besitos y amor
je

Jesús Aparicio González dijo...

Dejar el amor para más tarde
es marchita fonética.
Inventa el amor ahora.
Deja que se deshaga
en tu boca.

Muy hermoso tu poema.
Un abrazo
Jesús

Mery dijo...

¿Qué es y cuándo, la hora del agua?

Te han salido ternuras a discreción, jóven.
Un beso

Javier Sánchez Menéndez dijo...

El plaver siempre es mio Liliana.

Gracias por tus palabras.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hola Siab.

Gracias por tus palabras.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Naide es la eternidad, Capitán, la eternidad manifiesta y suprema, que existe y deja de existir.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mil gracias Carla.

Eres muy amable.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Julio, se retrasa o ¿nace ya atrasado?.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Poetiza, eso hacemos, cuidarnos.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Ladrón.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un pensamiento o varios Parsimonia.

Es que la fonética, deshinibe lingüísticamente que no veas...

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Lo recibo José Miguel, y "naide" es "haiga".

¡Qué más da!

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Olga, y a los hombres que nos den, nos dejaron sin nadie que contara las lágrimas.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un gran filón Juan Antonio. Hoy mismo he recibido un email de Octavio, desde Florencia, por "asuntos literarios", y esta vez no son sucios.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias por tu álogo, Princesa.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Sede, no es manejo, es verdad mujer.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muchas gracias Jesús.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mery, la hora del agua u "hora de las aguas" lo decía mi abuela cuando tocaba ducha.

Imagínate pues, la hora del baño, del relax, "del agua" en definitiva.

Ah, y gracias por lo de joven...

Un fuerte abrazo.

Dromo dijo...

no comentare mucho estavez
quiero disfrutar esta sensacion un poco mas,
otro suspiro mas...

Rocío dijo...

"no es plan un beso y mucho llanto"... aunque a veces nada mejor que un beso con sabor salado de lágrimas...

Me ha gustado. Un abrazo

sedemiuqse dijo...

Claro Javier, perdona, Claro que es cierto y bellisimos los recuerdos y tu forma de expresarlo.
Pero me gusto ese verso: "Dejamos el amor para mas tarde"
besitos
je

Vicky dijo...

Un abrazo para ti y otro para
"naide"

bonita inspiración la que te a dado...

Vicky.

Pasión dijo...

Javier, me gusta leer y escuchar, simplemente.

Un abrazo.

Ranzzionger dijo...

Precioso poema. Con ese "naide" lo has dicho "toido". Un abrazo.

América dijo...

Fácil han llegado las imágenes de tan bello texto,sabor dulce,cálido intimo,hermoso....Café aguarapao a media mañana..
Como aguita de papelón a media tarde.

Abrazos Javier.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Dromo.

Mil gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Tienes razón Rocío, lo salado se mezcla con lo dulce.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias otra vez Sede.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Vicky.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Eso no es poco Pasión, eso es todo.

Un abrazo.

Y gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Ranzzionger. Me ha gustado el "toido".

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias América. Ese café lo tengo en falta.

Un fuerte abrazo.

MiLaGroS dijo...

A veces eres sorprendentemente tierno escribiendo. Me gusta. Un abrazo. milagros

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Milagros eres un encanto, poeta.

Mil gracias y un fuerte abrazo.