jueves, 5 de noviembre de 2009

El movimiento oscilante



Un Cuaderno es un espacio abierto donde expresamos sentimientos, hablamos en voz alta, nos tocamos el pelo, la cara. Dejamos las imbecilidades para otros, a nosotros nos va la marcha, nos suele ir la despedida, y el desconcierto.

Si te digo que vengas, te marchas. Si te doy las gracias, me reprimes. Si firmas como Antonio te conviertes en anónimo cruel. Y así un día y otro día. Hasta el amanecer. Lluvioso y triste en esta época del año.

Un Álogo es un movimiento oscilante, que bascula poco, lo justo. Se repite por comodidad o acostumbramiento. Pero es necesario como el aire.

Un Cuaderno es libre. Deja de imponer criterios, de establecer teorías políticas y sociales, nos importan un carajo tus creencias, tus religiones. No sé si sabes, que la literatura está mucho más por encima que la religión. Infinitamente. Y si no lo reconoces, también te comerán los gusanos, imbécil.

El pimiento, verde o rojo, es la única verdad, la auténtica. Y ¡Cállate por dios! ¡No jodas más!

Tu risa, tu vergüenza, tu única contradicción aparente. Desde que te vi, siempre has manifestado esa carita de gilipollas. Pero es la que tienes. Debes aguantar, entre todos, este desconcierto.


46 comentarios:

Capitán dijo...

Cierto, un mar de pimientos es lo que vamos dejando en el cuaderno, rojos y verdes, y negros cuando se pudren, qué mas da.

L.N.J. dijo...

!Vaya!, esto es una continuación de
"El pimiento y la palabra" encanto.
Y si el "Movimiento oscilante" lo describes así, cómo es para ti la vida, el movimiento giratorio de la tierra.
No se podría escribir en un cuaderno, pero sí en una vida, porque sólo una vida es importante.

El desconcierto no es malo, incita a la intriga y a la curiosidad; déjalo estar, ser tan puro no es bueno.

Ya mejoraremos de cara, pero no con oraciones sino con sonrisas y sinrazones.

De nuevo, buenas noches.

mangeles dijo...

Pues sí, la literatura es una buena religión, y el arte también, y...

¿Con quién estás tan enfado?

Bueno, seguro que cuano empieces a preparar el Carnaval, se te pasa el disgusto.

Un beso.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

El pimiento siempre rojo, Javier. Los verdes fritos no están mal, pero prefiero los rojos.
Y en cuantro a las caras de gilipollas... cada uno lo sobrelleva como puede, ¿no?
Un abrazo, cañero.

josealfonsomartínez dijo...

Cara de gilipollas y circunspecto, la mía si te leo -que alucino- y medito. Sin forzar el rostro, facciones reconfortadas en la lectura de lo amable y cruel, lógico aunque sorprendente pimentón picante que disfruto; pobres "Antonios" que divierten, divertimos, divertís, tal vez patéticos vegetales también, aptos para el consumo aunque produzcan ardor de estómago y de...
¿Qué más da...?
Un abrazo.

Dyhego dijo...

¡Joder, tío! ¡Si es que me da miedo acercarme a tu blog!
Había una canción infame de los Hombres G que decía:
Hay un tipo, dentro del espejo
que me mira con cara de conejo,
oye, tú, tú que me miras
¿es que quieres servirme de comida?
Soy un macarra, soy un hortera
y voy a toda hostia por la carretera...

Saludos con pimiento, sin pimiento, con pimiento verde o con rojo, de Padrón o de Totana.

maile dijo...

¿Lo de la oscilación no será grave, verdad? Parece que la tuya te llevó hoy al cabreo... a mi al desconcierto... pero después del resultado de mi oscilación con lo del Prólogo, que me llevó a una momentanea decepción, o con lo de su viaje a Cádiz, que me llevó a la envidia... la verdad, hoy el desconcierto no me importa mucho. A lo mejor hasta me gusta, pero no suelo dejar que nadie me imponga criterios. Creo que no me gusta leerle enfadado.
Hoy volveré a intentar que me salga lo de la cara de gilipollas, por si acaso. La de desconcierto me sale bastante bien.
Y por cierto...dicen que "la lluvia en Sevilla es una maravilla"... ¿en esta época del año no ??

Olga B. dijo...

Un espacio abierto. Eso tiene sus ventajas y sus inconvenientes, aunque lo convierte en un sitio vivo.
Pero no, Dyhego, la canción era de los Ilegales. Los Ilegales eran una cosa muy seria, no como los Hombres G.
Esa canción era una provocación más pero también tenían otras cosas.
Saludos.

Dyhego dijo...

Gracias, Olga B., por sacarme del error. Citaba de memoria.
Salu2

Olga B. dijo...

Me has hecho volver a los Ilegales, ese "Mister Lindbergh", ese "Para siempre"... Aunque tienen alguna infamia que otra, ahí llevabas razón;-) En general son un poco
temibles, nada complacientes, muy irreverentes; mira, como el dueño de esta bitácora;-)
Saludos.

eres_mi_cruz dijo...

hay más de 150 millones de blogs...
NO hay antí-todo para tanta casualidad...
es como salir a la calle con un yelmo para que no te ajusticie una maceta...

álogos de Padrón, unos pican otros non...
chile habanero grado de picante 10...
pimiento mucho pimiento... y un mexican mule...

Joaquín dijo...

Me gustan las últimas palabras: Debes aguantar, entre todos, este desconcierto.

Esto es lo que hay, y lo demás me importa un pimiento.

Paciencia y barajar.

Vicky dijo...

¿dices desconcierto?

para desconcierto mi teclado , que de la noche a la mañana no quiere escribirme ni la "n" ni la "b" , y me toca presionar hasta que me quedaré sin uñas...

eso si que es desconcierto...que si no me fijo bien cuando escribo y lo releo me quedaria algo como esto...


"eso si que es descocierto ...que si o me fijo ie cuando escrio y lo releo me quedaria algo como esto..."

creo que esta noche cenaré pimientos o pimietos ... jaja

En fin , al menos me lo cojo con paciencia y le intento ver la cara positiva aunque no la tenga...

Espero que sonrias al leer mi álogo tan...tan... (indefinible) porque me duele el dedo que no veas.

U eso ( se supone que tenia que poner Un Beso)

marisa dijo...

Espacio libre...eso siempre Javier.Y al que no le guste un sitio, pues que se vaya a freirse unos pimientos.Un beso

Er Tato dijo...

Pues me he quedado con carita de gilipollas...

Un abrazo

Julio dijo...

Comparto el cuaderno como acto de libertad. En cuanto a lo de tocarme el pelo, chungo.
Un abrazo, Javier.

Vicky dijo...

He cambiado el teclado por uno nuevo y se termino el desconcierto.
A veces la solución la tenemos al alcance de nuestro mano.

Un Abrazo.
(sinceramente , paso de comer pimientos)

Alejandro Muñoz dijo...

No sé si un álogo es oscilante o basculante. En cualquier caso, es necesario.

Si no hay, se te queda cara de gilipollas.

Anónimo dijo...

Tú sí que eres un gilipollas patológico y sin remedio. Es de dominio público.

Vicky. dijo...

Hola anónimo .

Espero que no te moleste que me dirija a ti, ante todo lo haré educadamente y con respeto , creo que es lo mínimo que se merece cualquier persona.

Acabo de venir del blog de un amigo cuya entrada hablaba de la "justicia" y le he dejado un álogo, sino te importa me gustaria compartirlo contigo.

"La justicia , palabra de apariencia sencilla y que la envuelve una gran quimera , ojala esa utopia empezara a ser una realidad y no un sueño por alcanzar"

Ahora si lo crees conveniente , me puedes insultar a mi también , porque quien insulta a un amigo , me esta insultando a mi.

Gracias y un saludo cordial.

MarianGardi dijo...

Saramago dijo: ""He aprendido a no intentar convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto, es un intento de colonización del otro.
No creo en dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente fácilmente pasa a la intolerancia".
Me parece lo más inteligente que he leido hace mucho tiempo,

mangeles dijo...

¡Anda mira, un infiltrao¡
¡¡¡E insulta¡¡¡

Si no fuera anónimo le llamaría la atención, pero como no existe...¿para que me voy a molestar?

Feliz Finde, Javier

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Lo que sea Capitán, como si son tomates.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo y gracias Lou.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Mangeles.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Otro abrazo cañero Juan Antonio.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Qué más da José Alfonso!

¡Qué más da!

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Miedo nunca Diego, nunca.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Es cierto Maile.

Llueve más en Cádiz que en Sevilla.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Ilegales, Olga, hay que ser ilegales.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

La memoria es perfecta Diego, y da igual quienes sean, lo importante es
tu recuerdo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¿Irreverente, Olga?

Venga ya¡¡¡

Recibe un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Eres, muy fuerte.

Y gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Barajaremos pues, Joaquín.

Otro abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Menudo teclado!

Un abrazo Vicky.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Como ves Marisa, unos frien, otros se los comen.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nunca Er Tato, yo la tengo de siempre.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Es una pena Julio, tu larga cabellera...

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Buen teclado Vicky, ahora.

Un abrazo sin pimientos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

O no, Alejandro.

Hay álogos, y otros, como el que tienes abajo.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Anónimo, yo también te quiero.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Vicky.

La sonrisa, por encima de la humanidad.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Marian.

Recibe un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Mangeles.

Buen fin de semana.

Mery dijo...

Oiga usted, que también pululan por ahí unos pimientos amarillos muy fashion.

Un abrazo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Y están muy buenos los amarillos Mery!

Son del Cádiz.