miércoles, 11 de noviembre de 2009

Lapsus 3



Esta soledad
requiere alguna dosis
de egoísmo.

32 comentarios:

Dyhego dijo...

JAVIER:
¿Podría ser que la soledad -la buscada, no la impuesta- fuese egoista? Quizás lo digo por mí, que ando buscando momentos de soledad y nunca los encuentro.
Salu2 (sin bombas)

marisa dijo...

Querido Javier...La soledad a veces nos pone en contacto con nosotros mismos, pero , a veces, nos aleja todavía más.Va a ser cosa de tomarse un buen lingotazo de egoísmo, o de lo que sea.
un beso

Araceli Esteves dijo...

La busqueda de compañía algunas veces también lo es.

oliver sotos gonzález dijo...

Una vida sin mí no es vida. No soy yo.

El amor es desprendimiento... ¿de qué? ¿para qué? ¿hacia qué?

¿Cuál es la nada fina línea entre el amor y la neurosis?

La soledad no existe. Sólo existen campos abiertos en los que nunca nos han enseñado a pasar una noche a la intemperie. Preferimos ver un non plus ultra. Una tierra plana y con dragones en el más allá.

Emocionalmente todavía no hemos descubierto América. Yo el primero.

Capitán dijo...

Siempre se requiere cierta dosis de egoismo para disponer de algo de soledad

Máster en Nubes dijo...

Puede ser, pero también algunas soledades requieren valentía. Es complicado.

Un abrazo
Aurora

Julio dijo...

Soledad sin egoísmo:
tabaco sin humo.

L.N.J. dijo...

Hola encanto, ufff!!, leí algunos libros de Jorge Bucay y Enrrique Rojas, otros por ahí, también. La persona egoísta, egocéntrica...; no sé, yo quería ser perfecta y descubrí que me hacía un lío...

Yo si creo en la soledad, tanto que me ha enseñado muchas cosas: aquella en la que me vi muy sola en momentos muy duros, y la que yo elijo para relajarme un poco buscando mi silencio.

Un beso y saludos a tod@s.

L.N.J. dijo...

Ah, ¿un cigarrito?, jeje.

Liliana G. dijo...

Me encanta ser egoísta para buscar esa soledad que me nutre... ¿Qué tiene de malo?
Pareciera que el egoísmo es prerrogativa de autobombo, angurria y otros males parecidos. Pero lo cierto es que sin esa dosis de egoísmo, no seríamos "nosotros", seríamos los "otros"...

Un abrazo de oso, Javier.

sedemiuqse dijo...

En el vértice del egoísmo
dosis
de soledad.

Besos y amor

PD

Me quedé en blanco.
je

maile dijo...

Creo que el don divino de la "imperfección" nos da licencia para ser egoístas, aunque sea de vez en cuando, y bucar esa soledad que nos hace reencontar lo que, de tanto mirarlo, perdimos. Una vez restablecido el orden, no creo que la soledad continuada, o demasiado prolongada, sea lo mas recomendable para el alma.
La soledad puede hacerte pagar un peaje muy alto.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Una bomba Diego.

Es así, y siempre es egoista, pero debe serlo, sin ello, no sería soledad auténtica.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Es por eso Marisa, nos alejamos cada día más y hay que "acercarse".

Un abrazo Marisa.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

También lo es Araceli, pero entonces, no sería soledad.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Interesante álogo Oliver, muy interesante.

Y por muy duro que sea, opino igual que tú.

En la mayoría de tus palabras.

Recibe mi abrazo.

Joaquín dijo...

La soledad y el egoísmo no tienen nada que ver. Se puede ser egoísta acompañado, y generoso en soledad. Pero es que siempre estamos solos, y por eso buscamos compañía. La soledad es nuestra verdadera naturaleza.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Lo hemos dicho Capitán, sin egoismo no hay soledad, nunca.

Saludos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Estimada Aurora, el egoismo y la valentía son una misma cosa.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bien dicho Julio.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hola Lou, uf, leer a los expertos, inexpertos, en cabezas, troncos y extremidades, como que no.

Prefiero leer un libro de poemas.

Pero en el fondo, pienso como tú, hay que disfrutar, que son dos días.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Sí, Lou, acepto, hasta la colilla.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Otro para ti Liliana.

Hay que ser egoista¡¡¡

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Para nada Sede, lo has dicho todo.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hola Maile, a ver si quitan de una vez los peajes de las vidas, para poder cruzar la existencia, sin barreras.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

No lo comparto, Joaquín.

Soledad sin egoismo, no es soledad.

Egoismo y valentía, son una misma cosa.

El hombre solo, es valiente.

Joaquín dijo...

Continuando la reflexión, Javier, arriba decía yo que la soledad es nuestra verdadera naturaleza. Ahora, más bien diría que nunca estamos solos, más que en esa forma de deficiencia que llamamos 'egoísmo'. La isolación (?) puede estar llena de amor, un amor trascendente.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo "insolente" Joaquín.

Gracias.

eres_mi_cruz dijo...

la generosidad sin control te deja solo...
a veces magullado y con lo puesto...

detrás de toda persona experta en hacerse querer
hay un egoísta muy cargante...
cuando lo comprendí borré miles de mensajes.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Yo los sigo borrando Eres, ahora mismo seguiré borrando.

Saludos.

Mery dijo...

Tranquilo, si algo tiene de bueno la soledad es que no hay nadie que note el egoísmo.
Vamos, por poner un toque optimista.

Un beso

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Por ponerlo Mery.

Gracias.