martes, 19 de enero de 2010

Des-programando



Llevo unos días programando entradas. Pero las programadas se desprograman y el programador de turno no está en Cádiz, sino en Sevilla.

Así es que “El Cuaderno está desprogramado, y no se puede programar, el buen programador que lo programe, dejará de desprogramar el programa”.

O dicho de otra manera mucho más efectiva. Los Mercuriales me tienen completamente desprogramado. Para la tertulia del 20 están organizando cosas nada programadas y nos vamos a encontrar allí una serie de hombres desprogramados, sin programa previo.

Sólo Cotta ha pedido de una vez por todas el himno mercurial, pero ¿Jesús, hay que programar algo?

26 comentarios:

Capitán dijo...

Te veo muy programático, ojo que así empezaron algunos y ...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Desde luego, la experiencia me dice que lo que no se programa es más sabroso, pero me gusta tanto cantar con una copa en la mano, que no me resigno a no tener un himno zumbón y alegre. Un abrazo.

mangeles dijo...

¿Vais a cantar?...Ozú...

Yo no sé programar post, total, para uno que pongo a la semana. ¡Se siente¡

Besos

Dyhego dijo...

JAVIER:
¡Prográmate, hombre; prográmate!
Salu2

Liliana G. dijo...

Concuerdo con Jesús, lo espontáneo es lo que mejor sale y lo que más se disfruta.

Ahora, te digo que será de ver esa "serie de hombres desprogramados" que se reunirán el 20... ¿será una reunión "desbocada" o parecerán robots en cortocircuito?

Besotes

MarianGardi dijo...

Que interesante!!

José Miguel Ridao dijo...

Eso de programar me suena a LOGSE y LOE. Que programen los inspectores. Menos programas y más meollos, y más manteca al bollo.

Un abrazo.

Vicky dijo...

A veces las cosas improvisadas también resultan interesantes...

No sé , no sé , no os imagino cantando y mira que lo intento...

Un Abrazo javier.

José María JURADO dijo...

programa, programa, programa, decía el soviético.

pograma, pograma, pogram, decía -mejor- el sillero de la Semana Santa, el gitano de los toros.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Un programa sin becarias es como un jarrón sin flores. Que alguien las programe, ya.
Un abrazo.

Alejandro dijo...

Aquí el único pograma que usa la gente es el de la Semana Santa, Javier.

Ya improvisaremos algo... no te preocupes.

Phantomas dijo...

A veces es bueno programar, otras no. Programarse, depende de para lo que sea, casi nunca lo es. Tampoco el azar es bueno. Entonces, ¿qué coño hacemos? Estoy con usted. Me ha creado una duda. Voy a desprogramarme a ver qué sale de todo esto.

Las hojas del roble dijo...

Reprogramemos el himno mercurial, oe, oe...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y murieron algunos, Capitán.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

A por el himno, Jesús¡¡¡

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mangeles, se siente, y se presiente.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Me programo Diego.

¿Y cómo lo hago?

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Liliana, desbocada total, y en plan eterno.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Marian.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Qué no pienses en la Educación Ridao!

Eso, no lo hacen ni los políticos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Tienes razón Vicky.

Me gusta improvisar.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

José María, "Er Pograma".

Un saludo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¿Tú crees, Juan Antonio?

¡Menudos maricones!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Lo espero Alejandro, lo espero.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Veamos Phantomas, pienso igual que usted.

¿Qué hacemos?

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡A ver si es verdad Julito!