lunes, 25 de enero de 2010

Este tiempo que corre, no es el mío



Este tiempo que corre
no es el mío,
porque mi tiempo
siempre ha sido el de las guirnaldas,
el de las flores azules
y el de las cantantes chinas.

20 comentarios:

José María JURADO dijo...

Espléndido final y principio.

Liliana G. dijo...

¡Qué tiempo raro el tuyo! Por lo menos excéntrico, tal vez exquisito... quizá exclusivo, aún inexplicable. Puro existencialismo, bien a tu estilo. Me excede...
¡Una excelencia!

Besos :)

Capitán dijo...

Elegiste bien tu tiempo, afortunado.

Paloma Corrales dijo...

Desvincularse del tiempo puede ser un ejercicio de entendimiento o de locura, pero es indiscutible que es una elección (¿añoranza?) de una realidad diferente.

Buena inspiración.

Besos Javier.

Dyhego dijo...

JAVIER:
Tu tiempo es éste y no sólo queremos sino que te exigimos que estés aquí, con tus álogos, tus ictus, tus neures y tus hostiones verbales.

Salu2

L.N.J. dijo...

Momo quería parar el tiempo de los relojes, el de los hombres grises, con prisas, esos hombres...

Pero entiendo que te gusten más las cantantes chinas, jajaaaaa...

Perdona Javier, me entró la risa.

Un beso, desde el tiempo que desees elegir.

José Miguel Ridao dijo...

Todavía hay chinas que cantan divinamente M. Butterfly, sin ir más lejos.

mangeles dijo...

Pues no sé que tiempo es ese...pero desde luego suena precioso.

Besos, Javier.

Miradme al menos dijo...

Perdido en el tiempo... Casi tan malo como perderse en la feria... Cuando te encuentren, di que ha sido la cantante...

Muy buen poema, Javier, y perdónla chorrada. Hay días que es mejor perderse.

eres_mi_cruz dijo...

desde aquella noche en la que como un loco, mordiste la copa de vino... haciéndole un cortante filo que tu boca destrozó...

desde aquella noche que me aquietaste...
no se apure compañero si me destrozo la boca, no se apure... que es que quiero con el filo de esta copa borrar la huella de un beso traicionero que me dio...

desde aquella noche supe que eras un playboy chino...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias José María.

Muy amable.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Liliana, distinto. Nada más.

Recibe un gran abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Capitán, hay que llegar a él, todavía.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Paloma.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y aquí estamos amigo Diego.

Recibe mi abrazo más fuerte, con cariño.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

El mismo tiempo siempre Lourdes.

Un abrazo, y gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Sin ir más lejos, José Miguel.

Eres un artista, y tu Cuaderno nos lleva a la buena música.

Un fuerte abrazo, con cariño.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muy bello Mangeles.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Miradme, está usted perdonado, siempre, haga lo que haga.

Recibe un abrazo fuerte.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Eres, Feliciano es grande, muy grande.

Muchas gracias.