domingo, 24 de enero de 2010

La vida alrededor



En un poema de “Última Cordura” (1993), donde hacía referencia a versos de Jaime Gil de Biedma y Pepe Hierro, incluí como fondo y forma del mismo una expresión entonces insólita, que no inédita.

Este tiempo que corre no es el mío”. Y desde luego no puedo arrepentirme de haberla escrito, porque ahora, muchos años después, pienso lo mismo.

No, no soporto mi vida. Lo que me rodea, y lo que deja de rodearme. Me encuentro incómodo. Y resulta que cada vez son más las horas incómodas.

Amigos, conocidos, visionados, elementos de presencia. Todos, todos sobran.

Realmente creo que sobro yo. Y espero que sea así, no deseo molestar a nadie.

Pero ustedes continuad, no se corten. Tenéis la vida por delante. La mía, no está aquí ya, desde luego. Yo deseo tenerla alrededor.


26 comentarios:

El alegre "opinador" dijo...

D. Javier, si necesita usted una amigo para tomar un café y charlar, no tiene más que decirlo.
Aquí no sobra nadie... Algunos sí, pero no usted.
Un abrazo.

mangeles dijo...

Mira, que simpático se levanta el gaditano los domingos.

Pues habrá que ajustarse a la vida ¿no?.Aquí estamos todos porque hemos venido.

Enga...eso con un solo de guitarra se pasa, y le sitúa a Vd. en el espacio y tiempo preciso, Sr. Menéndez.

Besos de domingo


Pd. Me apunto el libro...a ver que escribia el joven Javier.

maile dijo...

De verdad le digo que, esta vez, espero que sea literatura,mi señor Javier.
Es dificil sobrellevar eso de vivir una vida que te es extraña viendo como tu mente, o tu alma, se marchan de paseo solas, dejandose el resto atras, porque lo que hay alrededor no las hace felices. Y lo peor es que, de continuar, los momentos que compensen son cada vez mas excasos... o nulos.
Escapar es muy dificil. Me temo que yo ya llevo asi una "larga" temporadita.

Hoy, besos solidarios por si acaso.

bixen dijo...

Beethoven compuso "Para Elisa" como burla a sus críticos; que le acusaban de "ir de listo" aprovechándose de la cantidad de notas por tiempo y su complejidad al alternarlas.
Dejó de hacer vida pública y en manos del populacho puso su 3/8 para niños, sin fin, ni con silencios.
'Aristos', ya sabrás, significa "el mejor". 'Just try it!'.

marisa dijo...

Cuando la vida pesa, cuando sentimos que aligerar es lo único que tiene sentido, entonces, como muy bien dices, sentimos que ese tiempo que corre no es el nuetro, que todo sobra..."La vida alrededor" qué acertada metáfora. Un beso, que nunca sobran;)

Er Tato dijo...

No me extraña que te encuentres incómodo, Javier. Algunos, además, estamos cabreados.

Un abrazo

P.S.:Cómprate un blog más grande. Al menos no estarás tan estrecho.

ana dijo...

Nada sobrevive aislado... así que no dejes de permanecer alrededor. Así te leeremos.

Ojalá se pudiera regalar ese permanecer en la espera que sabe que algo nos llega. Siempre. Inesperadamente.

Liliana G. dijo...

¡Qué penita, Javier, que no seamos contemporáneos! Y como no lo somos, no sé de qué modo te llegará este álogo, pero bueno, por lo menos, al no serlo, tampoco sobro...

Besotes desde otro tiempo lejanooooo.

L.N.J. dijo...

Tienes la sensación de que todo es conocido, vivido, experimentado...

A mí no me molestas, a veces me pasa lo mismo. ¿ Será grave ?.

Dímelo...

L.N.J. dijo...

No publiques el comentario que te he dejado Javier, no me arrepiento de lo que he dicho. Pero no me apetece que otros lo lean.

Gracias y un beso.

Olga B. dijo...

"Un carnívoro cuchillo
de ala dulce y homicida
sostiene un vuelo y un brillo
alrededor de mi vida".

La verdad es que a veces la vida, más que rodearnos parece que nos sitia, pero nadie nos dijo que veníamos a un lugar amable, y quizá ninguno lo sea. Como el rayo que no cesa, yo espero que no pares. Pero esta opinión no tiene nada que ver con la literatura.
Ahora que todo te sobra, yo espero que no te falta de ná.
Un abrazo.

Juanma de la Torre dijo...

A veces uno siente que tiene el don de la ubicuidad en lo que a sentirse molesto, o molestar se refiere.

Es como estar jodiendo, y/o estar jodido.

Al final, todo es lo mismo.

Un abrazo.

Dyhego dijo...

JAVIER:
Tú NO sobras.
En la peli "Aterriza como puedas" hay un pasajero que se pone histérico e inmediatamente se hace una cola larguísima con gente armada de palos, bates de béisbol, hierros, guantes de boxeo, etc para darle un par de hostias al energúmeno...
¿Tenemos que hacer lo mismo contigo? Reunirnos todos los blogueros que te seguimos y darte cada un par de hostiones para que recuperes la cordura...?
Me pido ser el prime...
Salu2.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Opinador, el café cuando desee.

Un fuerte abrazo.

Y mil gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Mangeles.

Es que el domingo en Cádiz, hacía un día precioso.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muchas gracias Maile.

Reciba un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Dices muy bien Bixen, pero que muy acertado.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nunca Marisa.

Lo recibo y lo agradezco mucho.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Tal vez haga eso tato, tal vez.

Recibe un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Ana, gracias.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Liliana.

Lo recibo y lo envío.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nada Lourdes, nada.

¡Es nada más y nada menos, que la vida!

¡Tanto!

Un abrazo, y gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

No te preocupes Lourdes. Es tuyo, y no molesta para nada.

En este Cuaderno, todo es así, y transparente.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nunca Olga, nunca debe faltar nada.

Gracias y un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Lo defines magníficamente Juanma de la Torre.

Es así, pero también, debe ser así.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Diego, la cordura es lo último que recupera el cuerdo.

Un fuerte abrazo y gracias.