miércoles, 13 de enero de 2010

La auténtica poesía (2)



A la poesía le ocurre lo mismo que a la narrativa. Muñoz Molina, ¿Muñoz Molina?, Javier Cercas, ¿Javier Cercas?, esa es la narrativa española.

¿Esa es la narrativa española? ¡Estamos bien entonces! Menudo año, por más que digan. Pastiches repletos de palabras de lomo gordo y eterno endeudamiento.

A la narrativa le ocurre lo mismo que a la política. Y a la política lo mismo que a la blogaduría.

¡Estamos listos! Quien desea leer acude a los clásicos. No me extraña que las citas figuren siempre de similares autores.

Leer, lo que se dice leer, se lee poca literatura y mucha basura. Y recuerdo el poema de Miguel Agudo:

El camión de la basura
va recogiendo
la madrugada.


Y aquí, entre toda la vida, entre lo que recomiendan y lo que dejamos que caiga en nuestras manos, descubrimos algo que realmente gusta, que merece la pena: el silencio, la ingratitud y el tiempo.

¿Se habían creído que iba dar un nombre? Lo acabo de hacer. Lo acaban de leer. Aunque no ha deslumbrado.

Mañana compartiremos mesa con José Julio Cabanillas y Jesús Cotta. Mis primeros poemas aparecieron en Moguer, en 1983, y Cotta los conocía. No está bien que hable de Jesús, de su poesía. Pero puedo indicar que entre Cabanillas y Cotta me sentiré repleto. Completamente lleno de la mejor lírica contemporánea. La que más me completa, la auténtica.


30 comentarios:

Joaquín dijo...

La auténtica poesía es la que se escribe por amor al arte.

La rima XXVI no ha perdido ninguna actualidad, es muy fresca (en todos los sentidos de la palabra 'fresco').

Hay lugar para la poesía auténtica, siempre que la autenticidad comience por el propio fabbro, y que no se engañe a sí mismo.

Un fuerte abrazo, Javier, y suerte con los amigos poetas.

Dyhego dijo...

JAVIER:
Un saludo.

Olga B. dijo...

Disfruta de lo que te gusta y de la compañía. Al final, la felicidad -que tiene algo de superstición moderna- se llena de cosas así:unos cuantos clásicos, algún buen poeta y algún amigo. Todos ellos, incluso los clásicos que nunca nos decepcionan, de alguna manera son afectos verdaderos.
Saluda a Jesús de mi parte, seguro que la mesa está interesantísima.
Un beso.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Intentaremos pasarnos por allí, Javier, ya sabes. Seguro que es una presentación excelente, pues no puede ser de otra manera. Un abrazo.

Cita dijo...

Cuando tus primeros poemas aparecieron vi yo la luz en el mundo! jejej como son las cosas!

Besitos

Cita

El alegre "opinador" dijo...

D. Javier. Un saludo desde el "lecho del dolor" (han ganado los virus y me tienen hecho polvo) y que disfrute de la presentación de esta tarde. Ayer comentaba el evento con la Bellota y seguro que será un éxito.

MarianGardi dijo...

Javier, la buena literatura o poesía no tiene que ser aburrida.
Y eso es lo que hay en demasiadas páginas mucho aburrimiento bla bla bla y sin sentido ¡mucha paja y poca chicha!
Un beso

Juanma dijo...

La compañía que tendrás esta tarde, querido amigo, es poderosa.
Ay, que no puedo ir. Que todo salga bien.

Un cálido abrazo.

marisa dijo...

La auténtica poesía se delata a sí misma, está allí, brillando con luz propia, un diamante de luz para la noche oscura...Un abrazo

Capitán dijo...

No sé si existe la auténtica poesía, pero si existe, se construye a base de auténticos poemas, no de nombrados poetas.

Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Javier, buscador de perlas auténticas.

Liliana G. dijo...

Los clásicos son la cuna de la Literatura, ellos sí que se dejan leer con el alma y nunca defraudan...

Aunque sé que tu reunión con Jesús y con Cabanillas no tendrá desperdicio. La poesía de Jesús es fresca, transparente, mineral, te recorre como un río su cauce transmitiéndote el placer de su lectura. Y aunque no conozco la obra de José Julio, confío en los versos de Jesús:

Si aún tienes un amigo, te aconsejo
que subáis a los montes algún día.

Los versos de Miguel Agudo, en cambio, tienen la contundencia de su transcurrir:

El péndulo
dice no
constantemente
al tiempo.

Sí, creo que la pasarás genial...

Besos, Javier.

siempreconhistorias dijo...

Javier, cada vez que entro por aquí me siento revolcada en el oleaje de cultura sin piedad.
Espero que todo fuera bien.
Yo lo llevo reconociendo mucho tiempo: ¡hace años que sólo leo prospectos! y algunos blogs.
Beso.

Miradme al menos dijo...

¿Dónde hay que firmar?

Ruben M. M. dijo...

Yo soy un lector anclado en el pasado, de esos que no leen best-sellers. Pero, ¿cómo voy a leer best-sellers si todavía hay grandes clásicos que ni tan siquiera he podido ojear? No leo por entretenimiento o por llenar horas muertas, sino que lo hago buscando comprensión de lo que nos sucede, y eso nadie puede explicarlo mejor que un clásico.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Joaquín.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un saludo fuerte Diego.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Olga, un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y tú que lo digas Juan Antonio.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Cita, un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mejórese Opinador.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Cuánta razón Marian!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo Juanma.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo Marisa.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Tiene usted tanta razón, Capitán.¡¡¡

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Las perlas como usted existen, don Jesús.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Liliana, un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Izaskun.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

En la página en blanco del arte, Miradme.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¿Hay algo mejor que los clásicos Ruben?

Un saludo.