viernes, 22 de enero de 2010

Ictus 13



En la mañana,
desnudos y cansados,
lloran los mirtos.

20 comentarios:

maile dijo...

Y, amaneciendo en la Apodaca, el rocio hace llorar, de felicidad, incluso a los mirtos.

Capitán dijo...

Fabuloso, recuerdos de regresos de madrugada, lloraban los mirtos.

Rocío Márquez dijo...

Qué bonito Javier y qué bien huele...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo Maile.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Tantos recuerdos Capitán!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Rocío.

Un saludo.

mangeles dijo...

¡Cachis, la pena¡...voy a buscar que es un mirto...

Pero que no lloren ¡¡¡ que llorar es de cobardes...¡ah, no..¡ que lo de cobardes es pagar....

Bueno..

Besos

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un mirto es un arbusto con flor.

Y llora el rocío.

Un abrazo Mangeles.

marisa dijo...

Preciosos esos mirtos mojados de rocío en la mañana.Un beso

El alegre "opinador" dijo...

Si en vez de mirtos pone usted arrayanes, le quedan siete sílabas.
Mirtos o arrayanes, que lo mismo da, tienen que estar preciosos "llorando" el rocío matutino.
Un abrazo.

L.N.J. dijo...

Pues menuda noche se habrán llevado, ¿ qué estarían haciendo ?...

Lo siento Javier, me ha salido así, imaginando cosas que no debo.

Besos.

Alejandro dijo...

Además de un Ictus... lo veo haiku.

Un abrazo, Javier.

Liliana G. dijo...

Llorarán de envidia, supongo...

¡Qué hermoso!

Besotes

siempreconhistorias dijo...

Exquisito.
Llanto necesario ese.
Abrazo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Marisa, un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muchas gracias Opinador.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo Lourdes.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo Alejandro.

Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Liliana.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias siempre, Izaskun.

Un abrazo.