jueves, 4 de junio de 2009

Ejercicios de Espiritualidad



De ese lugar con luz y sufrimiento
recuerdo sobre todo las noches,
las largas noches vacías
de un invierno enclaustrado,
el olor de la ropa a brasas
y caldera, la humedad
de la cama y el sueño
de los vivos.

Recuerdos de los curas
que fumaban Ducados
por amor a la verdad
y a los paisajes.

Una imagen santísima
que siempre acompañaba.
Era la voz de dios:
“Déjame en paz, te odio”.

Y fue como entendí
que un solo día sin ti
es una vida
y ya he tenido cien
reencarnaciones.

Peace, forever.

29 comentarios:

Alma Mateos Taborda dijo...

Muy bello poema, fuerte y cargado de rencor me ha parecido. O me equivoco? Excelente todo. Te sigo y vuelvo

Dyhego dijo...

Javier:
Igual que en alguna ocasión le he comentado al Señor Cotta que me desconcierta, tengo que decir que tus poemas también me desconciertan.
Tienen todos un punto de encriptamiento (lo que no es ni bueno ni malo), una puerta que me impide seguir el recorrido. También reconozco que no soy lector de poesía (ahora un poquito más debido a tres "amigos" que han surgido en los últimos años).
Salu2

Jesús Cotta dijo...

Leí este poema tuyo en uno de tus libros y me impresionó. Ya te puedes imaginar. Yo, sin embargo, aunque comparto ese recuerdo, intenté desde entonces tener cien reencarnaciones como tú y no lo he conseguido. Al final Él (él, como tú dices) me acabó reconquistando. Un abrazo fuerte y cómplice.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Alma.

¿Rencor? Buenos, recuerdos pasados simplemente.

La línea de la vida, que de vez en cuando te hace pensar, te hace morir, y te hace sobre todo "tirar para delante".

La culpa de todo la tiene la propia vida, las injusticias, el desprendimiento.

Un fuerte abrazo, y mil gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Dyhego.

No son oscuros. Tal vez el tema sí, pero pienso que los versos son claros y transparentes.

Recibe un fuerte abrazo y mil gracias, amigo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Querido Jesús. Gracias por tus palabras.

Sí te fijas, y acudes al libro, verás que no es el mismo poema. No recuerdo si es "Introducción y detalles" o "La muerte oculta". Pero no es el mismo poema.

El que has leído, tal vez sea más duro.

Este, de hoy, tiene algo o poco, de varios poemas de esos libros, y una nueva aportación.

Es un poema nuevo. Muchas veces quieres escribir de lo mismo y piensas que ya los has dicho todo en otro poema. Pero no, tomas de aquí y allá, de tu cosecha, publicáda e inédita, y aparece esto.

Bueno, nos reconquistó a todos. Cada uno a su manera. Unos más y otros menos. Te digo, que "él" está, desde luego, pero sin parafernalias.

Un abrazo fuerte Jesús. Y mil gracias.

Olga B. dijo...

Mejor no intentar entenderlo, nunca lo hacemos del todo, ni a Dios ni a los poemas. Me queda un eco poético de esa voz de Dios y un confuso recuerdo de luchas que parecen pasadas. Y ese deseo en inglés de peace, forever, al que le veo su punto de ironía, no sé si pretendida.
Deja una sensación rara, eso es verdad.
Un beso, Javier.

Dyhego dijo...

Javier:
No sé expresarlo mejor. Quiero decir que en alguno de tus poemas me falta la llave para desentrañarlos, por eso digo que son "crípticos". Hay poemas tan personales que se necesita saber qué circunstancia concreta del poeta lo ha motivado para comprenderlo. Pero, repito, es ignorancia poética mía, que soy más bruto que un arado.
Salu2

Ranzzionger dijo...

Muy hermoso, Javier, muy hermoso. Me gusta esa manera de escribir tuya con las entrañas pero, a la vez, con esa capacidad de hallar las palabras justas para expresar con la belleza exacta tus pensamientos y sentimientos.
Un abrazo.

Julio dijo...

Joe, Javier, estás como Alberti con los curas...

Miradme al menos dijo...

Javier, el poema es muy duro, avanza a cuchillazos hasta llegar al sitio que más duele. En cierta manera me recuerda aquel verso de Blas de Otero que decía "Hablemos de la soledad del hombre/las esquinas que callan como muertos de pie".
Me vas a matar como sigas así.
Un abrazo (mientras que espero el próximo poema).

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muy rara Olga, muy rara.

Pero muy real, "forever" diría yo.

Pero bueno, y de eso sabes mucho, cuando se escribe se suelta, todo lo demás...

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

No te preocupes Dyhego, pasa así en todo, realmente.

Lo importante es poder "alogar".

Un fuerte abrazo y mil gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Ranzzionger , mil gracias por tus palabras, de verdad.

Es un gran honor.

Recibe un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Julio, como Alberti, o como Baroja???

Pero, Alberti, ¿no era Papa?

Un fuerte abrazo, amigo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hola Miradme. No te niego lo de Blas. Lo cierto es que siempre me ha fascinado, pero aún más Nicanor y sus "Antipoemas".

Un fuerte abrazo, nada duro, por cierto.

Y gracias.

Joaquín dijo...

Lo que más me gusta de textos como estos (que sean en verso o en prosa, es un accidente) es que parece que les falte una clave. Pero así son más sugerentes, como los romances viejos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

La clave es el lector, y el recuerdo, simplemente.

Un fuerte abrazo.

Con cariño.

Julio dijo...

Alberto era Papa en la religio poética

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y en la vida pública, papa, pero papa frita.

lisebe dijo...

Bueno la vida es así.. revivir, recordar, tanto las cosas buenas como las malas.
A veces con incognitas y otras muchas simples..
pero en cualquier caso tus poemas no son nada impasibles.. te hacen moverte y removerte por dentro..

Encantada de seguir leyendote Javier eres un maestro!!

Besos querido amigo

marisa dijo...

Javier a mí me gusta, y me conquista, y me llega, y me conmueve, creo que con eso es suficiente.:)¿no?Besos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Lisebe, un honor tus palabras, y un placer siempre.

Mil gracias y un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Marisa, más que suficiente. Me conformo con eso.

Mil gracias.

vicky dijo...

Querido Javier me ha parecido un poema fuerte pero me gusta como lo describes,para mí es un honor seguir tus pasos Con cariño Vicky,queria preguntarte pq te apuntastes alpaso a paso de mi blog y no al escondite de vicky donde están mis trabajos,o el cariño de laamistad aunque sean como dos contradicciones?besitos

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Vicky, es un honor, y un placer.

Recibe un fuerte abrazo.

Dromo dijo...

orale tienes
sentimientos
muy fueres
casi que reprimidos
eh empiezo a creer que eres todo un personaje

saludos

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Dromo.

Un fuerte abrazo.

Normalito, eh, muy normalito.

Otro abrazo.

Anónimo dijo...

Buen comienzo