jueves, 4 de junio de 2009

Tratado de Urbanidad



Me jode que te llames Carolina,
Vicenta o tal vez Mónica.
Que levantes la voz sin apagarla
y decidas si debo ejecutar
el acto o tal vez
impedirlo.

Me molesta que digas
si sirvo o no sirvo,
deshojes margaritas
y hasta que me comprendas
sin siquiera saber
lo que haya dicho.

Me enturbias los propósitos,
los versos. Ya has cerrado
ventanas. Total
es lo que hay:
un nombre y muchas hostias.

58 comentarios:

Liliana G. dijo...

Si te jode, te molesta y te enturbia, no veo el motivo por el cual debas prestarle más atención de la que merece, y puesto que le has dedicado un poema debe ser bastante.

Por cierto, el mantener tu atención sujeta a quien te estorba de esa manera podría tener varias lecturas. Pero como mi pretención se limita a escribir un álogo y no a analizar tus conductas, dejaré estas lecturas a libre interpretación.

Sí puedo decirte que tu poema conlleva el grito del hastío a voz en cuello. Maravilloso poder expresarlo de esa manera.

Un beso, Javier.

Rafael Lucena dijo...

El lado bueno es que así nos consagramos.

Joaquín dijo...

Sinceramente, Javier, el primer verso es memorable (y también todo lo que sigue).

Julio dijo...

Quien te enturbia los propósitos, a lo mejor te aclara los versos.

Buen poema, Javier.

ade dijo...

- Bueno, bueno.Molesta pero es una gran Musa. Yo no la perdería de vista. Besos. Ade

MiLaGroS dijo...

Javier, como estás últimamente. Que fuerza tienen tus poemas y escritos. Un abrazo. milagros

maite mangas dijo...

Me dejas helada con esto que escribes.Hoy he tenido yo la visita de una indeseable, a la que todavía tengo que contestar, y estos versos lo dicen todo, cada uno de ellos se lo podría dedicar. Aunque sería como echar margaritas a los cerdos.
Impresionante poema. Recitado en voz alta es muy liberador.
Un saludo, Javier.

Mery dijo...

No insistas, el hombre y la mujer están condenados a no entenderse (hablando en general, porque en particular se dan magníficas conjunciones a veces).

Buena inspiración, si señor

Un beso

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Buenas, Liliana. Tienes mucho arte, mujer¡¡¡

Mucho arte. Te salen las cosas, con tanta naturalidad, que me admiras, profundamente.

La Literatura es tan grande en su contexto, en este mundo interior propio, que llega un momento que pierdes la noción de ficción-realidad.

Un fuerte abrazo, con cariño.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Rafael Lucena, un gran honor. Hoy te he conocido un poco más, y me ha gustado lo que he podido leer, y alimentarme de ello.

Muchas gracias por tu álogo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Joaquín, gracias.

El primer verso (el poema entero es tuyo) cuando lo publique.

Gracias, de corazón.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Julio a mí sólo me aclara una Cruzcampo fresquita.

Un abrazo fuerte y gracias por tus palabras.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Ade, ¿quién dijo miedo?.

Ahí estamos, desde siempre.

Es la vida.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Milagros, honrado por tus palabras. Un gran honor.

Recibe un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Maite, muchas veces la Literatura no tiene nada que ver con la realidad, pero se compenetran "abisalmente", vamos, en el fondo.

Buen álogo.

Utiliza lo que desees.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mery, ya hablé del Particular y General.

Eres genial, muy genial.

Lo has cogido.

Un fuerte abrazo con mi admiración.

Mery dijo...

Y tu qué amable; siempre sabes tener la palabra adecuada para cada uno.
Otro beso

ade dijo...

- Yo no dije miedo, pero pensandolo bien creo que si siempre nos asusta lo que nos atrae. Es miedo. BESOS, javier. Ade

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Mery.

Te lo mereces.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Tienes razón Ade. No has dicho miedo. pero comparto lo que dices ahora.

Un abrazo.

Antonio Alfonso Alonso dijo...

Tienes razón, nombre sólo hay uno, pero hostias sobran...
Un saludo...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y muchas Antonio, y muchas.

Un fuerte abrazo.

Dyhego dijo...

Triste y bello poema que te deja un resabio de amargura en el corazón porque se palpa la falta de comunicación entre dos burbujas que se juntan pero no se comunican.
Pero me vuelve a pasar lo de la "clave": no sé qué se puede entender por "acto" (¿el sexual o cualquier otro acontecimiento?) y tampoco sé quien da o recibe las hostias.
Hermoso y melancólico, en cualquier caso.
salu2

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Tus versos finales son siempre contundentes. Un hombre y muchas hostias. El álogo de Lucena, genial. Consagrarse a base de hostias. En efecyo, eso es lo que hay. Y, me temo, lo que nos queda.
Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Así se hace el camino, Javier, a hostia limpia, unos dando y otros recibiendo...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Dyhego, triste no, alegre poema.

Es lo que tiene la Literatura.

Pero cada uno es libre de entender y vivir, lo que realmente quiera.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Juan Antonio, comparto contigo el álogo de Lucena.

El verso final es "nombre", y no "hombre" como apuntas, sólo una pequeña corrección al álogo.

Bueno, tal vez nos queden otras cosas...

Un fuerte abrazo profe, y mil gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Joder, Ridao, está violento, con lo poco que me gusta darlas.

Recibirlas menos todavía, pero nos queda, nos queda.

¿Tal vez la cara "colorá"?

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Sí, colorá de la hostia que le dieron...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

A quién?

José Miguel Ridao dijo...

No sé, a mí no fue, tú sabrás, que el poema es tuyo...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo José Miguel.

Passion dijo...

Qué gran imaginación tiene usted caballero!
aunque "joda", moleste o enturbie tsus versos, es la inpiradora de tsus letras y BELLAS estrofas :)
Lo felicito,de verdad♥
Besos apasionados♥

Joaquín dijo...

¡Gracias Javier!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Passion, eres muy grande, tienes mucho arte.

Mil gracias, y recibe un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

De nada, Joaquín, es tuyo.

Alejandro Muñoz dijo...

También he querido leer "un hombre y muchas hostias". ¿En qué estaría pensando?

Dromo dijo...

muy fuerte
debe ser una persona muy
importante en tu vida
como para que le toleres esa actitud

que todo mejore
saludos desde mexico

Píramo dijo...

Hola, Javier. He comprobado que apareces como seguidor del todavía reducido cenáculo que ahora mismo es el blog que gestionamos Píramo y Tisbe. Gracias por el interés y espero que alguna vez te dejes caer por allá. Yo me estreno en el tuyo con esa curiosa acuñación tuya de los álogos. Un saludo cordial.

Olga B. dijo...

Desde "...y hasta que me comprendas" al final, la pidario. "Me enturbias los propósitos, los versos" es la frase que más me gusta del poema. También he leído "hombre" en el último verso, qué curioso, me he dado cuenta por los álogos;-)
Hombre con algo de lobo un poco quemado por la tralla. A veces lo que escuece nos inspira, nos espolea.
Abrazos.

Parsimonia dijo...

Me suena a macho oprimido.
Je, je, vuelvo malísima.
Un beso.

América dijo...

Recibe ante todo mi mas cordial saludo,suelo leer tus comentarios en el blog de Julio,y te confieso que no es primera vez que entro a tu blog,pero es un placer para mi seguirte desde hoy,en cuanto a la entrada a eso le llamo yo hacer catarsis,lo que sea ...No enturbia la fuerza de estos versos....

Javier Sánchez Menéndez dijo...

En lo que pensamos todos, Alejandro.

Simplemente.

Un fuerte abrazo y gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Dromo.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hola Píramo, un placer.

No lo dudes.

Recibe un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Olga, es nuestra vida.

Gracias por tus palabras.

Un abrazo vespertino.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Parsimonia, una tremenda alegría. De veras.

Deseo que todo vaya bien.

Un fuerte abrazo y gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

América, es un honor tu presencia.

Recibe un fuerte abrazo y gracias por tus palabras.

Isabella López Muñoz dijo...

Un placer leerte Javier. Te he encontrado por casualidad, pero te seguiré.
Un bss

JR dijo...

Me gusto tu blog, recién hoy pude detenerme a leer y comentar, lo único que te podría decir, que si te inspira a escribir que siga jodiendo.
Un beso.

Adrisol dijo...

aquí estoy recorriendo tu espacio.....
me encantó!!!
seguiré leyendo..................

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Isabella, el placer es mio.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hola JR, Julia, muchas gracias por tu álogo.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Adrisol.

Un fuerte abrazo, y el placer es mio.

KI dijo...

Pero lo que nunca podrá decidir, es que sigas o no escribiendo :P

Un abrazo Javier

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias KI, nunca se podrá dejar de escribir, es una necesidad, y no hay más remedio.

Un abrazo.

Carla dijo...

Excelente javier! Me encanto esta despotricada!

a ver cuando te pasas por el blog...
Saludos!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hola Carla.

Muchas gracias por el álogo.

Un abrazo.