martes, 12 de mayo de 2009

YO



Hoy mismo he recibido la visita de un elemento o elementa que ha firmado un álogo como "YO". Sin enlace.

Era un anónimo bajo el nombre de "Yo". Y no daba la cara. No permitía enseñarnos quién era, ni de dónde venía.

Me ha dicho que no le gustaba lo que escribía. Y me parece muy digno, dignísimo. Aquí se aceptan críticas. Todas las del mundo.

Pero tienes que dar la cara, es lo único que te pido.

Bajo una máscara, sólo están los gilipollas.


32 comentarios:

Ignacio dijo...

OJO

Que por mi puerta, mucha gente me ha preguntado por ti, y "entran" ahora al mundo de la blogosfera, y en gran medida, o en toda, ignoran las rutinas normales: a lo mejor no se ha identificado porque no sabe hacerlo o algo así.

Sé que ayer me preguntaron por tí, y comenté que lo mejor es comentar, que lo agradecemos.

Carmine dijo...

Muchas gracias por tu comentario en mi blog. Seguro que Juanjo y todos los niños que tienen enfermedades raras te agradecerán tus palabras de ánimo. No hagas caso de los anónimos,porque seguro que es envidia. Un abrazo con todo cariño. Carmen.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Ignacio.

Mi email es jsm@ecoem.es y está en mi perfil.

A lo mejor es que desea seguir siendo anónimo, nada más.

Estos señores pueden escribir un email, si desean.

Muchas gracias por tu aclaración.

Un saludo.

Marisa Peña dijo...

A mí cuando algo no me gusta no digo nada y punto... Nunca he utilizado un comentario para desprestigiar, y si algo no me parece interesante, o no me agrada pues paso de largo. Lo cierto es que tratamos con material sensible, con personas que además de escribir sienten y padecen(vamos digo yo:))y los gestos también cuentan aunque sean virtuales (tanto los amables como los desagradables) En fin, cada uno con su conciencia.Yo soy de las que prefiere hacer "mutis por el foro", desaparecer y no volver antes de insultar o zarandear a alguien gratuitamente. Un abrazo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Carmen, de gracias nada.

Ha sido un placer.

Tienes mucha sensibilidad.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Marisa, yo hago siempre el mutis por el forro.

Aquí, repito, se aceptan críticas, débiles, fuertes, suaves. Abrimos el Cuaderno para que eso ocurra.

Pero hay formas y estilos.

Un abrazo y gracias.

Carmen Conde Sedemiuqse dijo...

O se habla o no se habla.
Besos y amor
je

MiLaGroS dijo...

Javier, debe ser el mismo que se coló en el mio el otro día y dijo lo mismo. No le des ninguna importancia. Yo no se la dí. Lo mande asu sitio Como era un comentario basura fue a la basura. Un abrazo grande. A mi me encantas. milagros

Marisa Peña dijo...

Ja, ja...Oye lo del "forro" me ha encantado...a partir de ahora me apunto y que sea lo que dios quiera.:)
Besos

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Sede.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Milagros.

Sea el mismo o no, hay una plaga de cucarachas en los Blogs.

Nuestra basura, o nuestro borrado, es la forma de "fumigarlos".

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Marisa.

Olga Bernad dijo...

ES inútil. Quien manda un anónimo porque quiere preservar su intimidad o porque no sabe, al final, aprende. Quien quiere ofender... depende de cada uno, ¿debe uno publicar cosas en su contra, firmadas o no y dedicar una entrada a explicarse cuando sólo se ofrece como un disfrute para el que lo quiera?
Ahí tengo mis dudas, pero puedo entender y compartir argumentos a favor y en contra.
Pero los anónimos que vienen a joder intencionadamente y que saben muy bien lo que hacen, después de estar visitandote meses, de verlos cada día... no te engañes, esa gente miente hasta cuando calla. El rostro que tienen es de juzgado de guardia.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

El rostro que tienen querida Olga, es el de una leche frita.

Un abrazo y gracias.

Ignacio dijo...

A lo mejor soy el más viejo de este blogobarrio, pero sólo dos consideraciones: conforme se descubre la blogosfera, da la "fiebre" de pasear blogs, y comentar, decir, algunos insultan....esos pasan, breves; hay gente que se coge, empiezan copmo anónimos, luego dicen "soy el anomnimo de ayer..." y van "soltándose"
Luego hay una cosa que es pública: hay una directiva de la secretaría general del psoe, de cuando era Pepiño el del puesto, de que la blogosfera había que "controlarla" y de ahí nos vienen muchos males, muchos trolls y eso.

Modera los comentarios, simplemente, y no le des importancia: ni a los insultos, ni a los halagos: esencialmente, son lo mismo.
Sigue ahí.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Son lo mismo Ignacio.

Pero concibo el Cuaderno como una manifestación abierta al mundo, donde se comparte.

Halagos, los menos, críticas, las más.

Recibo email de amigos que corrigen y comentan y disienten, y los acepto.

Piensa que no modero, no modero. Simplemente por la libertad que otorgo.

Bueno, agradezco enormemente tus palabras.

Y aquí sigo, si después de lo pasado y comenzar de nuevo (hay mucho poder por ahí dentro) aquí estoy, nadie me va a quitar.

Pensándolo fríamente. Nada tengo que perder y mucho que ganar.

Un fuerte abrazo Ignacio.

Gracias.

Taller Literario Kapasulino dijo...

Si, la verdad que esta mal, los que te firman como anonimo, porque es cierto que no a todo el mundo le puede gustar lo que uno escribe... pero me parece que uno se siente mejor cuando hay alguien detras de eso... que se yo, quizas nos pueden comentar que fue lo que no les gusto... las criticas siempre son buenas. Hace poco, en un texto que escribi, alguien me hizo notar que habia algo mal, y era cierto, entonces me ayudo... pero ese alguien se presento con nombre y apellido.
Me parece que los que no dejan quien son y hablan mal solo lo hacen para bardear, para molestar, quizas ni leyo lo que escribiste... solo lo hizo para divertirse...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Carla. Yo me suelo divertir de otro modo.

Recibe un fuerte abrazo.

maite mangas dijo...

Javier, el que no puede dar la cara para responder de sus actos sabrá de que miserias se esconde.
Como en todos los mares, también en este hay piratas.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Maite.

Un abrazo.

Ignacio dijo...

No conozco de nada la palabra "bardear"

pido ayuda.

Liliana G. dijo...

Hola Javier. Al llegar un poco tarde a los álogos me veo obligada a repetir impresiones de otros. No importa, son amigos.
Es mucho lo que se podría decir de un "Anónimo", pero fijate que son pocos los anónimos que dejan comentarios halagüeños (yo los he recibido), la mayoría opta por esta modalidad cuando no tienen pelotas para afrontar una respuesta.
El facilismo que intentan endosarnos cuando nos dicen que algo no les gusta, es por el simple afán de molestar. Para eso que no digan nada y punto.
Temen la respuesta, porque como el asesino, siempre vuelven al lugar del hecho a regocijarse con su obra.
Él o ella, da pena, además de bronca. Da pena porque además de no tener pelotas, ni siquiera tienen sentido común.

Un beso Javier y perdón por mi vehemencia.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Pienso Ignacio, que se refiere al verbo "bardar".

Según mi opinión, que es personal, se trata de eso, "poner trabas o muros".

Un saludo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Liliana, al final en esta vida todo es cuestión de pelotas.

Abrir un Cuaderno, y no moderar, y recibir críticas, y saber estar.

Eso es lo que se pide, que no es poco. Es mucho.

Pero "ellos" como no son capaces, pues mira. Se ocultan tras una "mascarilla vegetal" y "rejuvenecedora", sin saber que envejecen diez mil veces antes que nosotros.

Un abrazo muy fuerte Liliana.

Ignacio dijo...

(..........y cuando "atacan" los que lo sabemos y los que no, subimos el ranking del blog subiendolo a los 25 comentarios, que eso es importante; ahora, "vale más" este blog en los índices que se manejan)

Javier Sánchez Menéndez dijo...

No existen los índices Ignacio, los índices son inventos.

Los álogos sólo son bien recibidos y los menos mal recibido.

Un "índice" es un invento político.

Dyhego dijo...

JAVIER:
El anonimato, el saber que es muy difícil que te puedan descubrir, ejerce un poder morboso fortísimo. Que tire la primera piedra bíblica el que no haya hecho algo indecoroso alguna vez sabiéndose amparado por el anonimato.
Pero también depende de la pasta con la que uno está hecho. Insultar y destruir es de cobardes, efectivamente y lo mejor en esos casos es ignorar (y para eso está el símbolo de la papelera, para pinchar).
Yo he publicado muchos comentarios anónimos en alguna bitácora, porque no quiero ser reconocido, para gastar una broma, para permitirme alguna pequeña licencia, pero nunca he sido grosero ni insultante.
Salu2

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Dyhego, y un abrazo.

Taller Literario Kapasulino dijo...

Me parece muy bien javier... pero lamentablemente hay cada tonto en la red.
Un abrazo!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Los anónimos resentidos son en un blog lo que las pintadas en las fachadas de las casas. "Aquí he estado yo": ésa es la gran hazaña del anónimo jodón.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Carla.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Es cierto Jesús.

Lo que ocurre es que de vez en cuando, debemos pintar las fachadas para que no entre "humedad".

Un abrazo.